En 2020 una de las obras que más éxito obtuvo, previa a la pandemia, fue Prostitución. Esta pieza teatral, dirigida por Andrés Lima, analiza la prostitución desde sus adentros, con una investigación teatral que ha durado un año. Para ello, cuenta con las actrices Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste. El pasado 13 de marzo volvió a los escenarios en la Sala Fernando Arrabal, de Naves del Español. Además, se mantendrá en cartel hasta el 11 de abril de 2021.



Regreso de Prostitución

Crítica de 'Prostitución'

Ficha Técnica

Título: Prostitución
Título original: Prostitución

Reparto:
Carmen Machi
Nathalie Poza
Carolina Yuste

Duración: 135 min. apróx.
Dirección: Andrés Lima
Dramaturgia: Albert Boronat y Andrés Lima
Testimonios: Ana María, Isabela, Lucía, Alexa, Alicia, Lukas y la Sra. Rius
Textos:
Amelia Tiganus, Verónica Serrada y Juan Cavestany
Música en directo:
Laia Vallés y Bru Ferri (23 al 28 de marzo)
Actriz en vídeo "Natural":
Lucía Juárez
Diseño de escenografía y vestuario: Beatriz San Juan
Diseño de iluminación:
Valentín Álvarez (AAI)
Composición musical:
Jaume Manresa
Diseño de sonido:
Enrique Mingo
Diseño de vídeo‐creación:
Miquel Àngel Raió
Dirección documental:
Carolina Cubillo
Dirección de producción:
Joseba Gil
Producción ejecutiva:
Héctor Mas
Ayudantes de dirección:
Laura Ortega y Alfons Casal
Ayudante escenografía e iluminación:
Alberto Hernández (AAI)
Ayte. vestuario y producción:
Laura Galán
Ayudante vídeo‐creación:
Mar Cabrero
Ayudante de producción:
Vicente Cámara
Producción: Check‐in producciones, Teatro Español, Escena Nacional d'Andorra,
Molinos de Papel, Mama Floriana
y Asuntos Culturales.

Tráiler de 'Prostitución'

Sinopsis de 'Prostitución'

El tema: la Prostitución. El problema: la trata, tráfico y explotación sexual de mujeres y niñas (y todos los que se derivan de ello: inmigración ilegal, drogas, violencia de género, etc). Las bases del problema: la mercantilización del ser humano. La Industria alrededor de la venta de sexo, la industria de placer. Placer, otra palabra en la que detenerse. Y el dinero, siempre el dinero.

Tres actrices, Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste, comprometidas como mujeres y artistas, se sumergen en un mundo lleno de controversia. Abolición, legalización, estigmatización, prejuicios morales, culturales, religiosos e intereses económicos y políticos hacen de la prostitución un tema transversal en nuestra sociedad, que a todos nos afecta y que muchos desconocen.

Todo el equipo artístico tratará de acercar al público su voz, su emoción. Desde la entrevista a pie de calle hasta la música en directo, nuestras prostitutas alzarán esa voz. (TEATRO ESPAÑOL).



Prostitución
Foto de Teatro Español

Un repaso social de la prostitución

El éxito que obtuvo Prostitución durante el pasado 2020 promete volver a repetirse este 2021. La obra teatral, dirigida por Andrés Lima, navega por las entrañas del significado amplio de la palabra a la que da título. Gracias a la dramatización de varios de los relatos que van apareciendo sobre el escenario, se expone una situación que busca remover la conciencia social. Así se da una visión más humana, despojada de estereotipos, para obtener un análisis más vivencial y duro, sin edulcorantes. Por lo cual, la intención de la obra es clara: desmitificar varias de las revelaciones culturales que se han hecho a lo largo de la historia y ofrecer un debate imprescindible. Además, aprovecha los alegatos personales para mostrar un mensaje feminista que debe ser escuchado por la responsabilidad que conlleva asumirlo.

Otro de los puntos que más destaca en la pieza es lograr abordar diferentes visiones de la prostitución, como de los peligros que acechan en ellos. Asimismo, no se revela como un análisis meramente femenino, sino que también se le da importancia a la figura masculina. En consecuencia, no es una obra que busque solo versar sobre la mujer, algo que posibilita un trabajo conjunto con el hombre. Hay diálogos que se quedan clavados en la mente del espectador y situaciones que realmente dejan marcado al público. No obstante, la fluidez de la narrativa no siempre se consolida, lo que provoca que, a veces, haya cierra dilatación en el contenido. Con lo cual, hay partes en las que se hace más denso el texto y no llega tan profundo como en otras escenas.

Teatro Español
Foto de Teatro Español

Auténticas artistas

Reunir a tres grandes actrices como Carmen Machi, Nathalie Poda y Cristina Yuste es un auténtico privilegio del que goza Prostitución. Las tres actrices muestran una química increíble, con una soltura y una sinergia que las consolida como auténticas estrellas sobre el escenario. En primer lugar, Machi vuelve a demostrar que es una de las mejores actrices de la industria española actual. Tiene una gran humanidad y sinceridad en su forma de proceder, que se combina con una firmeza muy natural y distendida. Al mismo tiempo, controla la comedia en su justa medida, llevándolo a un prisma dramático puro. Además, tiene una luz especial sobre el escenario, dando a cada una de sus partes una creación única y sin repetir patrones artísticos anteriores. Sin duda, se convierte en uno de los grandes atractivos de la obra, quedando su actuación en la retina del espectador.

No se queda atrás Nathalie Poza, explotando su gran talento interpretativo con una actuación más cruda y cercana. Desde el principio se puede ver la gran determinación de la actriz, que se desnuda emocionalmente ante el espectáculo. Gracias a ello, vive al máximo, pero sin descontrolarse y mantenerse en una energía más tenue y contenida. Después, Carolina Yuste ofrece un trabajo más físico, más directo a los ojos de los asistentes. Además, protagoniza una de las escenas más duras de la obra. De esta manera, se demuestra el compromiso con la obra y lo que transmite, dado que sacude al público con una bofetada de realidad completa. Por último, Laia Vallés se encuentra en un perfil más discreto, pero llegado su momento se convierte en una pieza clave. Por consiguiente, le permite lucirse en escena y no pasa absolutamente desapercibida para el espectador.

Teatro Español
Foto de Teatro Español

El documental teatral

La introducción que se hace de Prostitución es una mezcla de performance, teatro documento y ficción. Mediante estos tres estilos artísticos, se forja una personalidad muy atractiva visualmente, que envuelve la potencia del mensaje. Por un lado, la escenografía, más discreta en esta ocasión, se revuelve en una creación llamativa y exuberante. También se mezcla con un uso del audiovisual magnífico, que deja impactado a los espectadores por una iluminación acentuada y un éxtasis artístico pronunciado. Aun así, hay algunas escenas en las que se podría extraer aun mayor interacción con lo que sucede en la escena. La razón no es otra que, a veces, da la sensación de estar en dos planos distintos. Dicho de otra forma, los actores se independizan tanto del espacio, que puede dar la sensación de ser un elemento más, sin mayor importancia.

Después, el espacio sonoro tiene una calidad envolvente, que seduce a los asistentes desde el principio. Hay también que aplaudir la labor de dirección de Andrés Lima, quien ha sabido unir todas las piezas y crear una simbiosis magnífica. Por otra parte, la ruptura de la cuarta pared se produce en su justa medida, sin abusar de ello. Así evitan poder caer en la banalización de lo que acontece. Luego, el ritmo es reflexivo, no busca ser ligero. Pero, el problema se promulga cuando se hace demasiado espaciado y no hay picos de dinamismo en ella. En consecuencia, hay momentos en los que no se conecta tanto con lo que está ocurriendo, por lo que no se asimila el contenido de forma correcta. A pesar de ello, el resultado general es muy potente, con un envoltorio estético y técnico muy llamativa y de gran nivel.

Prostitución
Foto de Teatro Español

Conclusión

Prostitución ofrece un mensaje contundente, que no escatima en crudeza y en realismo. Gracias a ello, remueve al público para reflexionar de una manera imprescindible. Por lo cual, es una pieza que halla su fuerza en sus objetivos y en la sensibilidad del texto. Asimismo, esta interpretado por un grupo de actrices que son puro talento, unas personalidades consolidadas y que se dejan la piel en su trabajo. Por otra parte, la conjunción artística y técnica es potente, llamativa y no deja indiferente. Únicamente, se pueden mejorar el ritmo y la densidad en algunas partes. Pese a ello, el resultado es notable. La desmitificación de la prostitución en una reivindicación artística que deja un poso reflexivo importante.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí