La premisa del asesinato sin resolver. Un punto de partida muy efectivo para contar historias en  Hollywood, que desde su Época de Oro, ha sabido aprovechar el atractivo que significa construir un argumento a partir de la incógnita de descubrir al asesino. No sin antes sumergir al público en una travesía de giros argumentales y finales inesperados. El género de misterio (aplicado conforme a la mecánica de «¿Quién es el Culpable?») se ha asentado muy bien en la industria. Existen una gran variedad de títulos que se valen de dicha premisa e incluso se ha combinado exitosamente con otros géneros cinematográficos como el de espionaje, policíaco o terror psicológico, por mencionar algunos, tanto así que se le considera una especie de sub-género. De ahí parte Puñales por la espalda (Knives Out).

De inicio se antoja complicado asociar este tipo de argumentos con la comedia, pues al ser dos géneros prácticamente antónimos y  que funcionan con sus propias reglas, se vuelve una titánica labor armonizarlos. Es ahí en donde varios intentos por fusionarlos han fallado. Afortunadamente, es la excepción a la regla y se convierte no solo en uno de los ejercicios cinematográfico más satisfactorios del año, sino una cátedra para la posterioridad de cómo tomar el misterio en su forma más clásica y ensalzarla en la comedia más absurda. Estreno en España el 29 de noviembre. Puedes leer otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película AQUÍ.



Puñales por la espalda (Knives Out)

Crítica de ‘Puñales por la espalda (Knives Out)’

Ficha Técnica

Título: Puñales por la espalda (Knives Out)
Título original: Knives Out

Reparto:
Daniel Craig (Benoit Blanc)
Chris Evans (Ransom Drysdale)
Ana de Armas (Marta Cabrera)
Jaime Lee Curtis (Linda Drysdale)
Michael Shannon (Walt Trombley)

Año: 2019
Duración:
130 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Rian Johnson
Guion: Rian Johnson
Fotografía: Steve Yedlin
Música: Nathan Johnson
Género: Thriller. Intriga
Distribuidora: Entertaiment One España

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de Puñales por la espalda (Knives Out)

Sinopsis de ‘Puñales por la espalda (Knives Out)’

Puñales por la espalda (Knives Out) se centra en el renombrado novelista de misterio Harlan Thrombey invita a su extensa familia disfuncional a su mansión en su 85 cumpleaños con la esperanza de reunirlos a todos. Cuando es encontrado muerto en su mansión, el inquisitivo y cortés detective Benoit Blanc  es llamado para investigar. Muy pronto, todos en la familia se vuelven sospechosos. (Entertaiment One España)



Puñales por la espalda (Knives Out)
Foto de eOne España

Comedia +Thriller: Un matrimonio disfuncional

Puñales por la espalda (Knives Out) nos relata la historia de una familia disfuncional. De alguna manera, dicha cuestión es eco de lo disfuncional que podría resultar combinar un género habitualmente serio y que rara vez se presta para las bromas, como lo es el thriller, con la comedia. Es ahí donde varios otros títulos fracasaron sin conseguir una formula en que ambos funcionen sin estorbarse, ya que usualmente un género termina absorbiendo al otro, de manera que la comedia o el suspenso-según sea el caso- se sientan insertados o fuera de lugar.

Hay valiosos antecedentes de películas que han logrado que ambos géneros brillen a la par, aunque la lista tampoco es tan extensa. Algunos ejemplos que podrían venirnos a la mente serían Fargo, Three Bilboards Otuside Ebbing-Missouri, The Favourite o en In Brudges, aunque esas películas apelan un tanto más a la comedia negra, más adaptable a sus historias de matices oscuros. También True Lies sería un válido ejemplo, aunque cierto es que tira más hacia la comedia de acción que del suspenso. Los ejemplos más cercanos al filme que nos ocupa, sobretodo porque apelan al subgénero de «¿quién es el asesino«?, vendrían siendo CLUE, Gosford Park Pre-A Porter.

Al igual que en esos tres últimos títulos, en Knives Out el director acierta desarrollando muy bien el misterio, para que una vez que se le inserte la comedia, ésta sea un componente que haga avanzar la trama sin entorpecerla ni salirse del tono. La  película logra su cometido, porque seguiría funcionando a la perfección como una historia de suspense sin los gags de por medio (aunque se extrañarían).

El misterio está excelentemente planteado y se va relevando con una precisión digna de los mejores relatos de Sir Arthur Conan Doyle. Sobre todo porque Ryan Johnson es muy respetuoso con la inteligencia del público y para mantener el efecto sorpresa sin que la audiencia se adelante a resolver el quid de la cuestión, revela parte del misterio casi en el primer cuarto de la película,  reservándose unos destacados giros de guion y un sorprendente cliffchanger final erigiéndose como un valioso filme de thirller.

Foto de eOne España

Un cócktail de momentos hilarantes

A la vez los elementos graciosos son tan desternillantes que también funcionaría solamente como una  simple comedia. Quien escribe puede dar fe de que la sala de cine en que vio la cinta parecía una especie de coro afinado de carcajadas, algo que pocas veces se ha conseguido ante un público que lo ha visto ya casi todo.

Puñales por la espalda (Knives Out) prefiere irse por la comedia más clásica de CLUE o Pre-A Porter, apelando también un tanto más al absurdo y al timming típico de una sitcom como True Lies en su momento .Sin embargo, no hace a un lado el tono de sátira social característico de Fargo o la farsa y oscuridad de In BrudgesThe Favourite.

Si por algo se destacará Puñales por la espalda (Knives Out) para la posteridad es por tener uno de los tempos cómicos más atinados de la década. Cada frase está insertada en el momento perfecto. El guion es hábil por inducir una sensación de ansiedad e intriga por la manera en que se conduce el suspenso, pero sabiendo cuándo arrancar la carcajada del público sin sacarlo de su estado nervioso. Esos gags funcionan como ese «shot» que uno se toma antes de debatir en una conversación sería sobre política.

El guion juega muy bien sus cartas, sorprendiendo al espectador, pero sin tomarle el pelo. La resolución, que es donde varias de las películas de este tipo pierden fuelle, es bastante satisfactoria. Se halaga también que la cinta no intenta tomarse más en serio de lo que es y no se clava en cuestiones existenciales, pero sí aprovecha para meter entre líneas una crítica social hacia la clase burguesa-en el tono de la serie Succesion-y hacia la política trumpiana, de manera que la reflexión no quede del todo fuera.

Puñales por la espalda (Knives Out)
Foto de eOne España

Un rico mosaico de personajes

Esta es una película de guion y de ensamble actoral. Incluso se podría percibir (con reservas) como teatro hecho cine. Quien haya reunido a ese grupo de actores y les haya asignado sus personajes se merece un premio al mejor casting. Si queda algo de dignidad en la Temporada  de Premios, este cast se debería llevar el Premio SAG al Mejor Reparto del año (y el libreto también se merece una nominación al Oscar). Aún así por muy acertado que sea el guion, no hubiera funcionado de la misma manera sin ese inspirado grupo de actores que clavan sus personajes y funcionan tanto individualmente como en conjunto.

Ese es un punto más a favor de este filme. Todo está excelentemente esbozado que, de entrada, la historia no tiene que perder el tiempo en presentar a los personajes y cuidar que el público los identifique. Lo anterior podría ser inconveniente tratándose de una historia en que es necesario que el público tenga bien ubicado a los protagonistas, pero el guion se encarga de definir a estos en tan solo los primeros diez minutos de metraje. Unos cuántos diálogos son suficientes para que la personalidad de los personajes quede expuesta desde las primeras escenas.

Amén que, así mismo, el intercambio de diálogos es tan visceral, que no sólo cada uno de los personajes tiene la oportunidad de brillar, sino que sus participaciones funcionan como una especie de bola de nieve que van llevando a la historia a su destino. Así mismo, la dirección de Rian Johnsson es muy efectiva, solo se le criticaría que se le va un poco la mano en el tramo final orillando un poco el filme hacia el género de acción, pero afortunadamente recobra el control ofreciéndonos un desenlace redondo.

Foto de eOne España

Un guion digno de aplausos

Puñales por la espalda (Knives Out) es un filme cuyo libreto, enriquecido por su ensamble de actores, se puede definir como uno de los ejercicios más estimulantes del cine contemporáneo. Se le deben aplaudir varias cosas: desde cómo hilvana la comedia con el suspenso, su tino al exponer una radiografía de lo frívola que puede ser la clase burguesa sin que eso se vuelva prioridad en la trama, así como el hecho que  los silencios, las miradas y los mismos objetos de la casa tienen tanto o más que decir de los seres que en ella habitan.

Un ejercicio de semiótica muy bien elaborado reforzado por  la dirección de Rian Johnsson  que convierte a este filme en el más «quoteable» del 2019. Seguramente, habrá varias frases que se clavarán en la memoria del espectador quien no perderá la ocasión de utilizarlas toda vez que se presente la oportunidad.

Puñales por la espalda (Knives Out)
Foto de eOne España

Conclusión

La experiencia de Puñales por la espalda (Knives Out) es como asistir a un misterio escrito por Agatha Christie inyectado con esteroides. De hecho; el espíritu de Hércules Poirot pareciera hacerse presente en algunos de los monólogos del personaje de Daniel Craig, convirtiéndose así en un festín meta-referencial que coquetea con lo mejor del género a partir de guiños hacia obras destacadas de la literatura y cinematografía de suspenso. Quizá no estemos ante la mejor película del año, pero sin duda estamos ante la gozada del año.

Reportaje de Puñales por la espalda (Knives Out) en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí