Querido Evan Hansen es la película musical dirigida por Stephen Chbosky (Wonder, Las ventajas de ser un marginado) que adapta el gran musical de Broadway de Benj Pasek y Justin Paul con libreto de Steven Levenson. La obra teatral fue nominada a nueve Premios Tony ganando seis de ellos, incluido a Mejor Musical y Mejor Actor para Ben Platt. Ahora, la adaptación cinematográfica llega a España el 10 de diciembre de 2021.



Querido Evan Hansen

Crítica de 'Querido Evan Hansen'

Ficha Técnica

Título: Querido Evan Hansen
Título original: Dear Evan Hansen

Reparto:
Ben Platt (Evan Hansen)
Julianne Moore (Heidi Hansen)
Kaitlyn Dever (Zoe Murphy)
Amy Adams (Cynthia Murphy)
Danny Pino (Larry Mora)
Amandla Stenberg (Alana Beck)
Colton Ryan (Connor Murphy)
Nik Dodani (Jared Kalwani)

Año: 2021
Duración: 137 min.
País: Estados Unidos
Director: Stephen Chbosky
Guion: Steven Levenson. Musical: Justin Paul, Dan Romer
Fotografía: Brandon Trost
Música: Justin Paul, Dan Romer
Género: Musical. Drama.
Distribuidor: Universal Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler 'Querido Evan Hansen'

Sinopsis

El musical que asombró a Broadway y definió a toda una generación se convierte en un fenomenal acontecimiento cinematográfico con Ben Platt, ganador de un Tony, un Grammy y un Emmy; que vuelve a encarnar al preocupado, nervioso y aislado adolescente que se muere por ser aceptado y comprendido en medio del caos y la crueldad de la era de las redes sociales.

Dirigida por el aclamado cineasta Stephen Chbosky (Las ventajas de ser un marginado, Wonder) a partir de un guion de Steven Levenson, ganador de un Tony por el musical, con música y letras del equipo que se ocupó del músical, formado por Benj Pasek y Justin Paul (La ciudad de las estrellas/La La Land, El gran showman), ganadores de un Oscar, un Grammy y un Tony. (Universal Pictures Spain)

Dónde se puede ver la película



Una oportunidad perdida

Stephen Chbosky partía de un buen libreto para hacer una gran película. Además, ha tenido la fortuna de contar con Ben Platt (actor protagonista del musical) para su película. Asimismo, el reparto de Querido Evan Hansen es para envidiar, cuenta con estrellas como Amy Adams, Julianne Moore o Kaitlyn Dever (Creedme). Por otro lado, la historia es increíble, original, emocional y con mensajes muy actuales. Sin embargo, el gran reto era realizar una adaptación cinematográfica musical que no perdiera la esencia original.

Lamentándolo, Stephen Chbosky no lo consigue, es una película con múltiples errores que hacen de lo que debería haber sido una gran experiencia, algo insulso, pobre y comercial. Superar la obra original era prácticamente imposible y tampoco era lo que se pedía, pero a pesar de ello, es una película que no llega a cumplir ni con los mínimos que se la exigen. Realmente, hubo momentos en los que pensé si desde la dirección se estaba siendo consciente del tipo de historia que cuenta este musical.

Querido Evan Hansen
Copyright Universal Pictures Germany

Poco orgánico

De los mayores errores de Querido Evan Hansen es la organicidad de la cinta. Stephen Chbosky no consigue encajar adecuadamente muchas de las canciones dentro del relato, añadiendo así un sentimiento antinatural cuando estas tienen lugar. Además, la puesta en escena peca de demasiada planitud, sin existir un adecuado tratamiento escénico para los números musicales. A lo que se le suma un montaje redundante y torpe que solo fragmenta aún más la relación espectador y película. No parece un musical, simplemente una película dialogada con canciones metidas con calzador.

Stephen Chbosky deja ver un trabajo directivo con muchos errores, quitándole a la historia todo el carisma que esta posee. El tratamiento fílmico de la historia resulta demasiado pobre para lo que se está contando, y la dirección de actores da resultados enormemente vagos cayendo a veces en la sobre actuación sacando de golpe al espectador. Ben Platt no consigue ni si quiera salvar este castillo de naipes falto de cartas a pesar de los intentos del actor y su buena voz.

Ben Platt
Copyright Universal Pictures Germany

La distorsión del mensaje

Otros de los errores más notables de Querido Evan Hansen es la construcción del mensaje. La obra musical pone el foco de atención en la salud mental, algo que el personaje de Evan también padece. Sin embargo, la adaptación fílmica prefiere esquivar, irse por otros derroteros y vender una imagen idealizada que deja muy de lado el tema de la salud mental. El guion escasamente desarrolla la enfermedad que padece Evan, simplemente se nos es presentada al inicio para después guardarla en una caja que se abre de forma conveniente, como si las enfermedades mentales no estuviesen acompañando a la persona en su día a día. Falta una gran construcción de los elementos del guion que reman de forma dispar en direcciones contrarias haciendo que el mensaje realmente importante se diluya.

El equipo no ha sabido establecer un objetivo claro de lo que se pretendía al contar esta historia, y acaba siendo algo demasiado cínico que no pretende dejar huella a los espectadores. Algunos dicen que las palabras se las lleva el viento, pero aquí esto ni si quiera sucede, porque nunca hubo claridad a la hora de contar la historia. Es una película que juega a dos bandas con su protagonista sin lograr ningún objetivo. Si bien, es cierto que en algunos momentos la cinta consigue emocionar, muy puntuales, pero tampoco era realmente difícil ya que la historia sigue siendo la que es a pesar de los grandes errores.

Querido Evan Hansen
Copyright Universal Pictures Germany

Conclusión de 'Querido Evan Hansen'

Querido Evan Hansen es una película que a pesar de tener como antecedente una gran obra musical con una impactante historia saldrás del cine con escasas sensaciones. Stephen Chbosky no da con ninguna tecla correcta al realizar la adaptación cinematográfica, todo es un barullo de notas disonantes que frustra lo que hubiera podido ser una gran experiencia cinematográfica.

No alcanzo a comprender cómo una historia tan de la línea del director ha acabado siendo una experiencia frustrada. La cinta no deja ver la delicadeza del tratamiento en las tramas de un director que ha dirigido películas como Wonder o Las ventajas de ser un marginado.

Reportaje de Querido Evan Hansen en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
3 / 10
30 %
Artículo anterior"Soltero hasta Navidad": nieve, música, amor y adornos navideños
Artículo siguiente'Vey y Pereira': Actualizando el pasado en "El caso Vlasta Lah"
Estudiante de la Facultad Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Nací el 7 de febrero de 2001 y actualmente estoy cursando el grado de Comunicación Audiovisual. Además, estoy de colaborador en el programa de radio Momentos de Cine en Inforadio. Aunque fui marcado de pequeño por la mano de Shyamalan y su sexto sentido para crear historias, no fue hasta mi adolescencia con la magia de Chazelle y su historia donde los sueños y el amor se entrecruzaban cuando algo despertó en mí. Ese algo fue la pasión por el cine, Shyamalan y Chazelle me dieron un pase a descubrir un amplio universo de historias, emociones, y cómo no, sueños. Fui pasando por Kubrick y Bergman hasta Tarkovski, descubriendo lo que la historia del cine tenía para mí, mientras germinaban mis ganas de trabajar en la industria. Por otro lado, Alejandro G. Calvo ha sido una de las razones por las que quise adentrarme en el mundillo de la crítica cinematográfica, la pasión que demuestra me hizo darme cuenta de que yo también quería tener la oportunidad de escribir sobre cine expresando la pasión que tengo por este mundo, devolviéndole al cine lo que tanto me ha dado. “No es a mí a quien le gusta el cine, sino el cine a quien le gusto yo” - Arrebato (1979)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí