Better Call Saul, el celebrado spin off de Breaking bad, vuelve con su esperada quinta temporada. Se preve una profundización en la transformación del personaje de Jimmy McGill en Saul Goodman. La producción de AMC continúa con la presencia de viejos conocidos como Jimmy McGill (Bob Odenkirk), Kim Wexler (Rhea Seehorn), Gustavo Fring (Giancarlo Esposito) o Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks). Esta temporada consta de diez episodios de entre cincuenta minutos y una hora de duración. En España se puede ver esta quinta temporada de Better call Saul en Movistar Series.



Better Call Saul

Crítica de la quinta temporada de Call Saul

Ficha Técnica

Título: Better Call Saul

Reparto:
Bob Odenkirk (Jimmy McGill)
Jonathan Banks (Mike Ehrmantraut)
Rhea Seehorn (Kim Wexler)
Patrick Fabian (Howard Hamlin)
Michael Mando (Nacho Varga)

Año: 2020
Duración: 45 min.
País: Estados Unidos
Director: Vince Gilligan, Peter Gould
Guion: Vince Gilligan, Peter Gould
Fotografía: Arthur Albert, Michael Slovis
Música: Dave Porter
Género: Drama
Distribuidor: Movistar 

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la quinta temporada de Better call Saul

Sinopsis

La decisión de Jimmy McGill (Bob Odenkirk) de practicar la ley bajo el nombre de “Saul Goodman” genera inesperadas y profundas ondas de cambio en quienes se encuentran en su órbita. Atrás quedaron los intentos de Jimmy de jugar según las tradiciones, normas y reglas de los abogados más respetados; en su lugar, un arsenal de trampas legales y trapicheos ilegales marcan a Saul Goodman, su alter ego. Es hora de abrirse a nuevos horizontes, ampliar la red de contactos y consolidar su nueva identidad. ¿Será éste el comienzo del fin de McGill?

Donde se puede ver la serie



Esperando la metamorfosis

Acabamos la cuarta temporada con Jimmy recuperando la licencia de abogado tras un pretendídamente emocionante alegato en el que usó una carta de su hermano Chuck. Seguidamente nos damos cuenta de que tanta afectación ha sido una pantomima y que Jimmy ha fingido toda su aflicción para ablandar al tribunal. Es más, a partir de ahora ejercerá con el nombre de Saul Goodman. Nombre que ya había utilizado en algunos chanchullos.

Kim ve con estupor esta desconcertante idea de Jimmy, y como simbólico aldabonazo de conciencia se muestra desconcertada y no demasiado convencida. El inicio de la quinta temporada de Better call saul nos muestra al abogado ganándose clientes entre pequeños delincuentes por casos de tenencia de estupefacientes o prostitución, etc. O sea, la gente de la que se sirvió en el negocio de los teléfonos móviles de la temporada anterior. De este modo Bob Odenkirk se va transformando en el abogado de camisas horteras, actitud bufonesca, y clientes de medio pelo al que más o menos asociamos con Saul.

El arco normal del personaje parece indicar que Saul se moverá durante toda la temporada en esas cenagosas pero lucrativas aguas judiciales. Sin embargo, no todo transcurrirá plácidamente. La riqueza que poseía Breaking bad era tal, que Better call Saul ha heredado valiosos personajes, e inventiva argumental como para hacer una serie compleja. Una serie que evoluciona de un drama judicial y familiar (con impronta de la casa, eso sí) a una intensa odisea que marcará el destino de los personajes. Y, como veremos, una de las principales bazas de los creadores, Vince Gilligan y Peter Gould, permanece intacta: poner a sus personajes en situaciones límite prolongadas hasta la extenuación.

Better call Saul
Foto de Movistar

A propósito de Kim

En muchos aspectos la quinta temporada de Better call Saul es la temporada de Kim. Su personaje evoluciona de una forma bastante inesperada. Hasta ahora ha sido una especie de “Pepito Grillo” de Jimmy, tratando de preservar la poca o mucha honestidad que pudiera haber en él. Sorprendiéndonos a veces, eso sí, con el seguidismo o condescendencia para con él. ¿Pero que pasaría si Kim se pasase al lado oscuro? ¿Y si ese contrapeso benéfico se vicia y aparece un lado inexplorado de la abogada? Un detonante de ello será un asunto de su cliente estrella como letrada: la entidad bancaria Mesa Verde.

El desahucio de un anciano de unos terrenos por parte de Mesa Verde pondrá a Kim en un brete moral. Del que saldrá mediante una inesperada huida hacia adelante, adoptando medios más propios de Jimmy/Saul que los suyos propios. Es como si por ósmosis las técnicas trapaceras de su pareja se hubieran posado sobre ella. Por su parte Jimmy, en una serie de acontecimientos casi kafkianos, se ve metido ya hasta el fondo en el crimen a lo grande.

Así pues, en esta quinta temporada de Better call Saul, el desarrollo del personajes de Kim (de la cual tendremos, mediante un flashback, reveladora información de su infancia) y su intensa relación con Jimmy será fundamental. En este aspecto la actuación de Rhea Seehorn es sobresaliente; extraña muchísimo que los Emmy o los Globos de Oro no hayan refrendado todavía su trabajo con un premio. En esta temporada se luce especialmente. Bob Odenkirk sigue en su misma, y extraordinaria, línea de conformar un personaje carismático y con esa especie de ambigüedad que se mueve entre la simpatía y el rechazo moral.

Better call Saul
Foto de Movistar

El crimen en Nuevo México

No podían faltar las tribulaciones referentes a la vertiente criminal dura vinculada con el narcotráfico. Sus vértices son Gustavo Fring y sus Pollos Hermanos, la familia Salamanca, y los personajes que, muy a su pesar, se mueven en un terreno difuso y peligroso. Estos son Mike y Jimmy. Mike en concreto irá un tanto a la deriva, quizá todavía afectado por el asesinato de Werner Ziegler. Ese personaje eficiente, calmado, capaz de tragarse todo el dolor y la tensión, entrará en crisis. Podemos decir que Mike ha pasado a ser un personaje más complejo, con más vertientes.

Gustavo Fring, consciente de que los Salamanca saben algo del laboratorio que está construyendo, potencia su imagen de personaje frío y maquiavélico. Entablará un duelo de inteligencias con Lalo Salamanca (Tony Dalton) que, además, enfrenta a dos tipos de villanos distintos. Fring, frío, calculador, con una mirada acerada que asusta; Lalo sanguíneo, temperamental, y algo imprevisible. De hecho Tony Dalton se está haciendo un hueco con un personaje que derrocha personalidad y encaja como un guante en el espíritu de la serie. En la quinta temporada de Better call Saul será decisivo en caso todas las tramas.

Nacho Varga (Michael Mando) seguirá literalmente en una encrucijada, como topo de los Salamanca. A fin de cuentas, no es más que un peón que deberá realizar alguna que otra proeza para sobrevivir. Su historia va cobrando fuerza conforme avanza la temporada. La peor parte de esta laberíntica trama se la lleva Jimmy/Saul que, por un curioso azar, se ve dentro dentro de esta peligrosa guerra entre clanes. Lo veremos, de hecho, en los momentos más tensos y angustiosos de toda la serie. Sufriendo de tal forma que habrá un antes y un después (de los varios que se barruntan) en el devenir del personaje.

Better call Saul
Foto de Movistar

El horizonte de Better call Saul

En principio parece que queda una sexta y última temporada. Y las ganas que tenemos de que llegue son enormes. Al final todos los personajes, por elección propia o por mala suerte, se acercan más al abismo. Y no de cualquier forma. Los últimos episodios de la quinta temporada de Better call Saul han tenido una intensidad dramática como se ha visto pocas veces en los últimos tiempos de las series. La serie recoge el legado de Breaking bad, ahora más que nunca, pero galopa libre y segura de sí mismo hacia un horizonte apasionante. Better call Saul es una de las series más vivas de la actualidad a pesar de que presentimos que el final se aproxima.

Es imposible ignorar el hecho de muchos personajes aparecen en la trama cronológica posterior de Breaking bad y otros no. Esto produce una mezcla de incertidumbre y fatalismo. Nos preguntamos si la salida de estos personajes será de una manera contundente o pacífica; cómo saldrán de la vida de Saul. También lo percibimos con fatalismo porque sospechamos que quizá pueda ser un final violento, lo que nos aboca a la amargura. Incluso con los personajes más repelentes. Una de las virtudes de Better call Saul es la indecible capacidad de sus creadores para crear y desarrollar personajes interesantísimos que se instalan fácilmente en nuestra cabeza. Y simpatizamos algo incluso con tipos de lo más deshonestos y peligrosos. Si el final de esta temporada sirve de indicador, la próxima promete ser francamente explosiva.

Better call Saul
Foto de Movistar

Conclusión de la quinta temporada de Better call Saul

Better call Saul no ha perdido un ápice de fuerza. Los arcos de los personajes se desarrollan de manera modélica, ofreciéndonos aristas todavía insospechadas dentro de unas tramas particularmente intensas. Si bien toda la temporada raya a gran altura, los capítulos finales puede que sean de lo mejor que se ha visto durante estas cinco tandas. Es mucho el mérito de conseguir que el universo de una serie tan determinante como Breaking bad se esté desarrollando todavía de una forma tan admirable.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí