Después de un episodio algo más flojo, llega el quinto capítulo de Watchmen, el mejor de los hasta ahora emitidos. El personaje interpretado por Tim Blake Nelson es situado en el foco de atención, abriendo aún más el mundo de la serie.



Watchmen

Crítica del quinto capítulo de Watchmen

Ficha Técnica

Título: Watchmen
Título original: Watchmen

Reparto:
Jeremy Irons (Adrian Veidt)
Regina King (Angela Abar / Hermana Caballero)
Don Johnson (Judd Crawford)
Tim Blake Nelson (Wade / Looking Glass)
Louis Gossett Jr. (Will Reeves)
Yahya Abdul-Mateen II (Cal Abar)
Andrew Howard (Red Scare)
Tom Mison (Mr. Phillips)
Frances Fisher (Jane Crawford)
Jacob Ming-Trent (Panda)

Año: 2019
Duración: 59 min.
País: Estados Unidos
Director: Damon Lindelof (Creador), Steph Green, Nicole Kassell, Andrij Parekh, Stephen Williams
Guion: Damon Lindelof, Nick Cuse, Lila Byock, Christal Henry, Cord Jefferson, Carly Wray (Novela gráfica: Dave Gibbons, Alan Moore)
Fotografía: Chris Seager, Xavier Pérez Grobet, Gregory Middleton, Andrij Parekh
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Género: Thriller
Distribuidor: HBO España

Vídeo promocional del quinto capítulo de Watchmen

Sinopsis del quinto capítulo de Watchmen

Se revela la historia de origen de Looking Glass, como lo es la verdad detrás del mayor engaño en la historia de Estados Unidos. El hombre más inteligente del mundo trama un escape audaz.



Seguridad Extra Dimensional

El quinto capítulo de Watchmen se centra casi en exclusiva en Wade Tillman, más conocido hasta ahora como Looking Glass. La impresionante escena inicial nos lleva hasta el dos de noviembre de mil novecientos ochenta y cinco, el tristemente famoso día del ataque alienígena. Wade formaba parte de una congregación religiosa que estaba de visita en Hoboken el día del incidente. Trataban de infundir el miedo en los que ellos consideraban pecadores, para que se unieran a la salvación ante el inminente ataque soviético.

Wade acaba su ruta evangelizadora en mitad de una casa de espejos, desnudo y confuso por su actuación pecaminosa. Justo en ese momento se produce el ataque, cuya onda expansiva llega hasta Hoboken. La escena que observa Wade al salir de la atracción es inquietante, con el suelo repleto de cadáveres y sin explicación aparente para lo que ha sucedido. Con la apertura del plano podemos observar que efectivamente Lindelof ha respetado el final del cómic y observamos a la criatura invadiendo el centro neurálgico de Nueva York.

Vivir en ese mundo que por un momento fue invadido y sacudido por la tragedia no debía ser fácil. Hay quien pudo dejar atrás el evento, pero Wade no es de esos, aún le persiguen los fantasmas de lo sucedido. Esos fantasmas son alimentados por él mismo, a través de su máscara, cuyo material serviría para repeler ataques psíquicos como el sufrido aquel día. Ese mismo recubrimiento es el utilizado en el interior de esa gorra que siempre lleva cuando no está de servicio.

Tim Blake Nelson luce en este episodio aún más de lo que ya lo había hecho. Nos trae ese mundo triste y terrorífico de Wade. Una persona que vive en continua preparación para un eventual nuevo ataque, con sistemas de alarma sofisticados, un refugio para encerrarse y sobrevivir a esa posible catástrofe.

 Looking Glass
Copyright HBO

 

Portales y máscaras

Wade también dirige un grupo de apoyo para supervivientes del evento, en el que conoce a una chica que resulta ser una infiltrada del Séptimo de Kaballería. Vuelve a caer en el mismo engaño que en su juventud, y la trama de nuevo avanza gracias a su credulidad. Una vez que llegamos a la guarida de los enmascarados descubrimos esa especie de portal que transporta objetos.

Los lectores del cómic saben perfectamente que tras ese ataque alienígena hay toda una minuciosa operación. Y en esta escena Wade también va a ser consciente, cuando Keene desvela que tanto él como Judd habían trabajado conjuntamente para evitar que los sucesos de esa Noche Blanca volvieran a darse. Keene no parece un adepto a la causa de esos a los que denomina como blancos paletos, su interés está en demostrar a Wade que Veidt orquestó el ataque a Nueva York.

Para corroborar su teoría, el senador Keene posee un vídeo grabado en el que Veidt aparece reconociendo los hechos. El objetivo final del vídeo era expresar al presidente Redford que su elección era la culminación del plan perfecto que el propio Veidt diseñó.

quinto capítulo de Watchmen
Copyright HBO

¿La última traición de Wade?

El precio que debe pagar Wade por conocer la realidad oculta es colaborar con Keene y Laurie Blake descubriendo los secretos de su compañera Angela Abar. Keene está convencido de la implicación de Abar en el asesinato de Judd Crawford, de manera directa o encubriendo al verdadero asesino. La colaboración de Wade acaba con el arresto de Angela Abar tras reconocer que esas píldoras prohibidas pertenecían a su abuelo. Esas píldoras son Nostalgia, literalmente provocan recuerdos en la mente de quien las tome.

Wade ya sólo cargará con la culpa de ese arresto, se ha liberado de todo el miedo que arrastraba desde el incidente. Su vida debería cambiar y pasar a ser un remanso de calma, pero no es tan sencillo, sigue aferrándose a sus sistemas de seguridad extradimensional, que recupera después de haber desechado. Sin embargo ese será el menor de sus problemas, la visita inesperada que recibe en su casa bien podría suponer el final del personaje.

 Looking Glass
Copyright HBO

Dios ha muerto

Este quinto capítulo de Watchmen hace oficial lo que ya se podía sospechar, Adrian Veidt no está en la Tierra. Sus experimentos finalmente han dado resultado y consigue catapultarse fuera de la atmósfera hacia una superficie rocosa, que bien podría ser la de la luna.

El paisaje está repleto de cadáveres, aquellos clones que Veidt había ido enviando anteriormente. Esos cuerpos son utilizados para enviar un mensaje de socorro que recoge un satélite. Antes de poder celebrar demasiado Veidt es devuelto a su prisión, donde le espera el Guardián. Interpretado de nuevo por Tom Mison, el Guardián resulta ser otro clon más.

Hay cierto diálogo acerca de cómo los clones han sido abandonados por su dios, y es posible que esa figura sea el mismísimo Doctor Manhattan. Las razones que llevarían al Doctor Manhattan a crear ese espacio con un lago lleno de clones en proceso de crecimiento son por ahora desconocidas.

En cualquier caso Adrian Veidt parece estar en aprietos, si asumimos que ese mundo ha sido creado por el Doctor Manhattan, la razón habría sido encarcelarlo. Y no debería ser fácil escapar de una prisión diseñada por una mente perfecta.

quinto capítulo de Watchmen
Copyright HBO

Avance a través del cliffhanger

Lindelof continúa cerrando los capítulos con esos finales que provocan necesidad de respuestas inmediatas, es su forma de hacer y no la va a cambiar a estas alturas. Si consigue alcanzar el nivel de este episodio en los que restan, habrá merecido la pena aguantarle esa manía. Ya conocemos quién es realmente Looking Glass y parece que ahora nos toca hacer lo mismo con Angela Abar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí