Cuando se estrenó la primera temporada, Black Summer demostró tener lo que hace falta para hacerse un hueco entre tantas otras series y películas de zombis. Producida por The Asylum, y actuando de precuela de Z Nation, vuelve ahora con una segunda temporada que mantiene muy bien la esencia. Con historias y escenarios diferentes a lo que vimos en sus primeros ocho capítulos, eso si; pero con el mismo estilo. Disponible en Netflix la segunda temporada de Black Summer desde el 17 de junio.



Black Summer

Crítica de la segunda temporada de ‘Black Summer’

Ficha Técnica

Título: Black Summer
Título original: Black Summer

Reparto:
Jaime King (Rose)
Justin Chu Cary (Spears)
Christine Lee (Sun)
Zoe Marlett (Anna)
Kelsey Flower (Lance)
Bobby Naderi (Ray Nazeri)
Manuel Rodriguez-Saenz (Boone)

Año: 2019
Duración: 50 min.
País: Cánada
Director: John Hyams (Creador), Karl Schaefer (Creador), John Hyams, Abram Cox
Guion: Delondra Williams, Abram Cox, John Hyams, Daniel Schaefer, Karl Schaefer
Fotografía: Yaron Levy, Spiro Grant
Música: Alec Puro
Género: Terror. Drama.
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la segunda temporada de ‘Black Summer’

Sinopsis

Llega el invierno al apocalipsis zombi, con nuevos y crueles desafíos. Carroñeros frenéticos y milicias violentas luchan contra muertos y desesperados. (Netflix)

Dónde se puede ver la serie



Que no decaiga

La primera temporada de Black Summer nos contaba, mediante distintos enfoques y tramas en forma de cortos, como tras los primeros días de un apocalipsis zombi, un grupo de personas corrientes debía tratar de escapar y encontrar a sus seres queridos. En esta segunda temporada, el verano ha dejado paso al frío invierno, y las mordeduras de zombis son solo uno más entre todos los problemas que deben afrontar los protagonistas.

De nuevo en esta segunda temporada de Black Summer contamos con ocho capítulos, de unos cuarenta minutos cada uno, donde vemos viejas caras conocidas, y otras nuevas que se incorporan al elenco. La mecánica es más o menos la misma, cada capítulo muestra distintas perspectivas argumentales, enfocadas en los determinados grupos de supervivientes. Ahora, las otras personas que quedan, se han vuelto en su mayoría aún más peligrosas que antes, y no puedes fiarte ni de tu sombra; lo que implica que cualquier ligero despiste puede resultar fatal.

Los zombis siguen siendo rápidos y muy letales; y un auténtico grano en el culo igual que siempre. Y para rematar, el excesivo frío que hace, pone las cosas aún más difíciles si cabe. Es decir que, o mueres por una mordedura o arañazo zombi, o de un tiro en la espalda, o muerto de hambre, o congelado; muy esperanzador todo si. Y en todos esos casos, igualmente vuelves a levantarte transformado para atormentar a aquellos supervivientes que quedan cerca; mientras no te metan un tiro en la cabeza.

La segunda temporada de Black Summer sigue teniendo gancho, aunque argumentalmente descienda en ciertas ocasiones y pierda algo de fuerza. Lo que si tenemos que concederle, es que, a pesar de ser otra más de tantos apocalipsis zombi vistos, no varía esa esencia que la distingue del resto.

Jaime King
Copyright MICHELLE FAYE FRASER/NETFLIX

Lo bueno y lo malo

La segunda temporada de Black Summer, arranca bastante bien, frenética y con mucha acción, aunque apenas diálogo; lo cual no implica una falta de entendimiento del argumento, todo sea dicho. Desde los primeros minutos nos ponen sobre aviso, y podemos observar que los vivos no lo van a tener nada fácil tampoco esta vez. Y mostrar los distintos enfoques y situaciones, muchas de ellas con saltos en el tiempo para aclarar lo sucedido en la piel de los diferentes personajes, ayuda a entender mejor el trasfondo de sus historias, y lo que lleva al resultado final.

Se mantienen muy bien las intensas persecuciones, que resultan igual de estresantes, aunque también vuelve el oportunismo de determinadas escenas; aquello que parece estar colocado estratégicamente en un escenario de tal manera que ayude al sujeto a escapar más fácilmente. Por otro lado, ahondan más en las motivaciones de algunos de los protagonistas, permitiendo entender mejor cada punto de vista; observando mientras tanto cómo se adapta cada sujeto en esta situación, tras tiempo después de su origen.

John Hyams
Copyright Netflix

Altibajos en la trama

Sin embargo, a lo largo de los ocho nuevos capítulos, la trama de la segunda temporada de Black Summer sufre de algunos altibajos. En un principio, no dejan lugar al respiro emocional, con mucha acción agobiante y llena de frialdad, donde se refleja la crueldad de unos y la impotencia de otros. Tras varios capítulos muy excitantes, llega una especie de tregua calmada, donde los diálogos y las emociones de los personajes toman un papel demasiado importante, y prescinden en gran parte de dicha acción.

Esto provoca un bajón en el ritmo de la trama, volviéndola menos emocionante, lo cual se arregla al final de la temporada que vuelve a tomar un giro más movido y rápido. A pesar de todo esto, y de escenas que quizás se ven alargadas en exceso, Black Summer es una serie muy interesante, con un enfoque verdaderamente distinto, a pesar de las inevitables semejanzas con otras.

Black Summer
Copyright Netflix/Daniel Schäfer

Conclusión de la segunda temporada de ‘Black Summer’

La segunda temporada de Black Summer mantiene la esencia que vimos en la primera, con viejas caras conocidas y nuevas por descubrir, en un entorno muy distinto. Sus distintos enfoques y saltos temporales, ayudan a ver las diferentes perspectivas de los personajes y conocer mejor la trama y el camino que toma. Sufre de ciertos altibajos narrativos, y aunque comienza intensa y frenética, tras unos capítulos desciende la emoción, para dar paso a un exceso de diálogo; lo cual se arregla muy correctamente al final de la temporada. A pesar de todo, la serie mantiene su enfoque y sigue haciéndose un hueco entre otras destacadas del género zombi, una de las mejores.

Este artículo también se puede leer en el Blog de Javier Sardinero

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8/10
80 %
Artículo anterior“Los Mariachis”, de Pablo Remón, desembarca en el Teatro de la Abadía el próximo 23 de junio
Artículo siguiente¿Qué podemos esperar de la serie The Blacklist?
Escritor, dibujante, vocalista, y editor de vídeo y audio, Ya de niño adoraba la literatura fantástica y de ciencia ficción, los cómics y novelas gráficas, el cine, la pintura, la música y la interpretación; a las que dedicaba gran parte de mi tiempo con devoción. Comencé a trabajar muy joven mientras estudiaba, y gracias a ello pude costear diversos cursos y viajes al extranjero, lo que me permitió vivir grandes experiencias que, no solo me sirvieron como lecciones laborales, sino que además me enseñaron a entender mejor a la sociedad. En 2014 redacté un recopilatorio de cuatro tomos, en los que analizo todas las mitologías del mundo y de la historia, para conocer mejor todas las antiguas civilizaciones del planeta. A principios del 2018 publiqué e ilustré mi primer libro infantil educativo llamado "Los Cuentos de Gea" con la editorial Babidi-bú. Además de mi perfil de Facebook "Javier Sardinero" e Instagram "Javi Sardi"; administro tres páginas de Facebook informativas llamadas "Good Morning Spain" , "Unidos por el Mar Menor" y "Escuadrón infame" (Que es la página de Facebook de un podcast con el mismo nombre, en el que colaboro junto a otros tres amigos y compañeros, y del que también llevo su página de Instagram, además de editar los programas que realizan). Tengo además un blog llamado "Mente Sumeria" en el que hablo sobre la cultura y creencias de la antigua civilización sumeria. "Los sueños de las personas nunca mueren"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí