La primera temporada de The Boys fue el estreno más importante de Amazon Prime Video el año pasado, obteniendo excelentes críticas y un notable éxito de público. Basaba sus poderes en un mensaje potente, plagado de incorrección política, donde los superhéroes estaban en un escalafón de superioridad moral y física totalitaria que les proveía de inmunidad. El mensaje se realzaba, siguiendo los cánones del cómic de Garth Ennis y Darick Robertson, con escenas de elevada violencia y humor negro. La segunda temporada de The Boys ha despertado la suficiente expectación como para ser uno de los eventos recientes más importantes en cuanto a series se refiere.

Veamos cómo es la segunda tanda de las aventuras de Carnicero, Patriota o Hughie. El último episodio de esta tanda se emitió el 9 de Octubre y ya se puede ver de forma íntegra en Amazon Prime.



segunda temporada de The Boys

Crítica de la ‘segunda temporada de The Boys’

Ficha Técnica

Título: The Boys
Título original: The Boys

Reparto:
Karl Urban (Billy Butcher)
Jack Quaid (Hughie Campbell)
Jennifer Esposito (Susan Raynor)
Elisabeth Shue (Madelyn Stillwell)
Laz Alonso (Mother’s Milk)
Colby Minifie (Ashley Barrett)
Jess Salgueiro (Robin)
Brittany Allen (Popclaw)
Bruce Novakowski (Doug Friedman)
Jaiden Cannatelli (Mason)
Chace Crawford (The Deep)
Karen Fukuhara (The Female)

Año: 2019
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Director: Evan Goldberg (Creador), Seth Rogen (Creador), Eric Kripke (Creador), Dan Trachtenberg, Jennifer Phang, Philip Sgriccia, Daniel Attias, Stefan Schwartz, Fred Toye
Guion: Eric Kripke, Anne Cofell Saunders, Ellie Monahan, Evan Goldberg, Phil Hay, Matt Manfredi, Garth Ennis, Seth Rogen, Craig Rosenberg, Rebecca Sonnenshine, George Mastras (Cómic: Garth Ennis, Darick Robertson)
Fotografía: Jeremy Benning, Dylan Macleod, Evans Brown, Jeff Cutter
Música: Christopher Lennertz
Género: Acción. Fantástico
Distribuidor: Amazon Prime Video

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la segunda temporada de The Boys

Sinopsis

The Boys es un divertido e irreverente enfoque sobre lo que sucede cuando los superhéroes, tan populares como celebrities, tan influyentes como políticos y tan venerados como dioses, abusan de sus superpoderes en lugar de utilizarlos para el hacer el bien. Son los impotentes contra los súper poderosos mientras The Boys continúan con su heroica búsqueda para exponer la verdad sobre Los Siete y Vought, el multibillonario conglomerado que maneja a estos superhéroes y cubre todos sus sucios secretos. (Amazon Prime Video)

Donde se puede ver la serie



Un poco de antecedentes

The Boys dejó tramas abiertas en su primera temporada, pero sin duda la más llamativa fue descubrir que la mujer de Carnicero seguía con vida, y que además el hijo producto de su violación por parte de Patriota, vive con ella. Todo ello tras la confrontación que tuvieron Carnicero y Patriota en la casa de Madelyn Stillwell, saldada finalmente con la muerte de ésta. Todo el mundo de Carnicero, pero también de Patriota, cambia completamente de significación en las postrimerías de la primera temporada.

Recordemos también, que el grupo de Carnicero descubre la verdad acerca del Compuesto V y cómo se inyecta desde la misma maternidad a toda una remesa de recién nacidos que serán los “súpers” del futuro. Ello borra la idea de predestinación divina, que se ve sustituida por una más prosaica: los superhéroes se hacen en laboratorios, no son unos elegidos.

Al respecto, Luz Estelar y Hughie han tenido un encontronazo con A-Tren a cuenta del dichoso Compuesto V. El súper cae víctima de su mala salud derivada de su “dopaje”, y Luz Estelar le salva la vida. ¿Saldrá a la luz la verdad sobre los superhéoroes y Vought? ¿Qué pasará con Carnicero? Con estos generosos cliffhangers, y la aparición de un superterrorista, se ponía fin a una estupenda primera temporada.

segunda temporada de The Boys
Copyright Panagiotis Pantazidis

Reorganización

Carnicero ha desaparecido, y Hughie, Frenchie, Leche Materna y Kimiko están escondidos en el sótano de una sórdida casa de empeños. Hughie en un primer momentos se muestra partidario de continuar sin Carnicero su lucha contra Vough, sacando a la luz el asunto del Compuesto V. Sus planes pasan por utilizar a Luz Estelar y aprovechar su residencia en la Torre de los 7.

En la segunda temporada de The Boys tanto en el grupo de Carnicero, como en los Siete se producen ciertos reajustes y tensos repartos de poderes. Cuando aparece de nuevo el personaje interpretado por Karl Urban, se establece una especie de extraño antagonismo entre él y Hughie, que ira basculando a lo largo de la temporada entre la compresión, la desconfianza y un afecto un tanto sui generis.

Luz Estelar hará de puente entre bandos, acercándose al grupo de The Boys cada vez más. No será sin reticencias por parte de todos los componentes excepto Hughie, que trata de sus compañeros acepten a la superheroína en una relación que se promete bastante incierta. Las relaciones, en general, entre todos serán más intensas y estarán más sujetas a vaivenes.

Evan Goldberg
Copyright Panagiotis Pantazidis

Mientras tanto, en la Torre de los 7

En la segunda temporada de The Boys, por lo que respecta a Los 7, el centro de máximo interés será Patriota. En realidad, tanto para lo bueno como para lo malo, es un personaje muy intenso emocionalmente. Tras la muerte de Madelyn siente un vacío que trata de llenar de formas, por decirlo suavemente, un poco pintorescas. También esta digiriendo el hecho de que tiene un hijo, y la revelación sobre su propio origen.

Patriota lo mismo tratará, asombrosamente, de ejercer de padre, de tiranizar Vought convirtiéndose él en el único encargado de tomar las decisiones y de ser, cueste lo que cueste, el súper más popular. Por si fueran pocas emociones, un elemento inesperado se introduce en la ecuación. La nueva compañera que sustituye a Translúcido, Stormfront, una chica que despertará en él todo un carrusel de pasiones contradictorias.

Todo el arco de Patriota es sin duda el más interesante de todos los súper. Tras la apariencia de arrogante egolatría, será un personaje más complejo, más inestable emocionalmente. Hay, además, otro chico nuevo en la oficina que viene para sustituir a Madelyn. Se trata de Stan Edgar, un ejecutivo con la inteligencia, perspicacia y falta de escrúpulos que Vought necesita. Y está interpretado por Giancarlo Esposito, que por momentos parece resucitar a Gustavo Fring.

Seth Rogen
Copyright Panagiotis Pantazidis

Sangre, sudor y lágrimas

Puede que una parte de los seguidores de The Boys se acerquen a ella por el festival de violencia, que desde el propio márketing de Amazon se lanza como reclamo. Esto sigue estando en la senda de los héroes malos y deslenguados, generalmente bien recibidos. Ahí tenemos el pseudogore payasesco de Deadpool, o las travesuras sanguinarias de Kick Ass (sobre todo la parte de Hit Girl). Pero The Boys no es solo cabezas explotando, miembros cercenados, o anatomía maltratada. Tiene suficientes subtextos como para ser realmente inteligente y profunda.

Para empezar, los personajes importan. Su suerte no nos da igual, esperamos su supervivencia o su derrota. En la segunda temporada de The Boys, además estos personajes se llevan al límite emocional, colocándolos en una posición explosiva. Valga esto para el personaje de Carnicero. Es un hombre que supura un dolor terrible, que dentro del grupo deberá ser contrapesado por Hughie dando lugar a un toma y daca extraño pero interesante. Una pugna entre la locura y la serenidad, no siempre muy amistosa.

En el lado contrario, Patriota es una peligrosa caldera al borde del estado de ebullición. Pondrá todo el denuedo posible en compensar su desolada infancia acercándose a la familia de Carnicero. Todo ello sin mella de la ambición que ya traía de serie y que se intensifica tras la muerte de Madelyn. No obstante, también es un personaje que precisamente por sus emociones puede ser altamente manipulable. Y habrá quien se aproveche de ello.

segunda temporada de The Boys
Copyright Panagiotis Pantazidis

Subiendo la apuesta política

La cuestión política ya era un constituyente importante para la serie. Vought era prácticamente un estado dentro de un estado, que pudiendo entrar en las fuerzas armadas adquiriría un poder tiránico. A su favor ya contaba con una alienación galopante, una publicidad omnipresente y un pueblo adormecido buscando héroes desesperadamente. Como una nueva idolatría. Las menciones a acciones terroristas (recordemos las inventadas, como la del avión) y las operaciones de tropas en el extranjero eran una mención, no muy disimilada, a ciertos aspectos de la política estadounidense.

En la segunda temporada de The Boys la perfidia política va un paso más allá. Vought es el ejemplo de un capitalismo hipertrofiado que aspira a ejercer un poder omnímodo de evidente parecido al fascismo. La chispa necesaria para ello es Stormfront, la nueva e impertinente nueva miembro de Los 7. Tras su pretendida incorrección política, se esconde una agitadora que mueve ferozmente hacia el miedo a la inmigración. También lanza soflamas contra cualquier elemento establecido, ya sea Vought o el Congreso. Todo ello dibuja un conjunto parecido al perfil del populismo “antipolítico” de Trump.

Esta faceta de Stormfront, por cierto, encandilará a Patriota. También hay dardos de otro tono. Vought lo mismo apoya el uso mercadotécnico de la diversidad, si le conviene, que agita rancios sentimientos xenófobos. Es decir, tiene la habilidad de adaptar la verdad a sus circunstancias y reescribirla (incluso con el Compuesto V), en un giro curiosamente orwelliano.

Eric Kripke
Copyright Panagiotis Pantazidis

Cuestión de personajes

En esta segunda temporada de The Boys, los personajes siguen siendo un activo esencial. También sus relaciones. Hughie, aunque sigue tenido esa predisposición de enclenque perrito faldero, gana en aplomo y ya es un miembro de pleno derecho de The Boys. Sus roces con Carnicero y su cada mayor intimidad con Luz Estelar hacen de él un personaje importante y con juego. Carnicero por su parte bascula entre el tronchante humor negro y la psicopatía. Es un personaje a ratos odioso, más vengativo que ecuánime, pero que deja asomar blandura de corazón aquí y allá. Es el arquetipo de tipo duro, que en el fondo es un tierno.

Cuando en esta segunda temporada de The Boys se trata de dar respuesta a los orígenes de los personajes, los resultados son dispares. Se pespuntea acertadamente algunos de los traumas de Frenchie, ciertamente dolorosos. Sin embargo cuando se indaga en el pasado de Carnicero (más allá de lo sabido) o Hughie las explicaciones van a vuela pluma, son cortas y no muy sustanciosas. Acaso se profundice más en otras temporadas. Kimiko va adquiriendo mayor importancia y cogiendo peso dramático propio.

Ya hemos apuntado el interés que suscita Patriota. Hay un contrapunto un poco patético en lo que se refiere a Profundo y A-Tren, que asumirán un especie de papel de pringados. Su arco es muy secundario y en apariencia irrelevante, aunque sirve para asomar el tema de la aparición de la Iglesia Colectiva. Luz Estelar tiene importancia en la trama, pero salvo su importancia clave, no evoluciona demasiado.

segunda temporada de The Boys
Copyright Panagiotis Pantazidis

El conjunto

El resultado de la segunda temporada de The Boys es excepcional. Es capaz de implicarnos en una historia, que por mucho trasfondo que tenga, es delirante. Mantiene la intensidad de la primera temporada, y tiene algunos picos magistrales en ciertos episodios. Hay ciertas situaciones que de puro grotescas, acaban siendo genialmente imaginativas tanto visual como conceptualmente. Los baños de sangre no se agotan en la gratuidad, y el gore si bien tiene una buena dosis de efectismos no enmascara ni el poder de la historia, ni los dilemas de los personajes. Además se comienza a plantear una nueva amenaza que despertará al final de la serie.

Se aumenta la tendencia a que Vought parezca una especie de Spectre, de tal modo que su poder de infiltración en la sociedad sea tan profundo que casi parezca mágico. En general, aunque las formas de The Boys no sean sutiles, no por ello su fondo es menor. Además también existe una burla de los héroes mayormente beatíficos tipo Vengadores o La Liga de la Justicia.

En cuanto a las actuaciones hay varios pilares fundamentales. Antony Starr como Patriota a ratos da puro miedo, en un papel de semidiós biológicamente casi invulnerable pero de emociones fluctuantes. Karl Urban es pura  personalidad, sus réplicas, neuras y falta de sutileza delinean un Carnicero que siempre hace que la serie gane enteros con él en pantalla. Aya Cash como Stormfront es todo un insolente revulsivo. Otro de las conclusiones que podríamos sacar es que las chicas son guerreras, ojo al papel que desarrollan Kimiko, Luz Estelar, Stormfront y Reina Maeve y, por lo tanto, Erin Moriarty, Dominique McElligot, Karen Fukuhara y Aya Cash.

segunda temporada de The Boys
Fotos de Amazon Prime Video

Conclusiones de la ‘segunda temporada de The Boys’

No hay cambios esenciales en la segunda temporada de The Boys, salvo que se sube la apuesta en varios frentes. La política resulta más siniestra, el gore es más patente todavía y los personajes son más extremos. Ni que decir tiene que el apartado técnico es espectacular. Pierde el factor sorpresa de la primer temporada y algunas subtramas son prescindibles.

Sin embargo las fuertes bazas de la serie siguen funcionando y la aúpan por encima de sus debilidades. The Boys es una de las ficciones con mayor idiosincrasia de toda la oferta en VOD, y el deseo de una tercera temporada es ferviente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí