The Boys adapta los cómics homónimos escritos por Garth Ennis y dibujados por Darick Robertson. La serie, recientemente estrenada, se ha erigido como la más vista de Prime Video, puesto que probablemente ocupe hasta la llegada del ansiado spin-off de “El señor de los anillos”.



The Boys

Crítica de ‘The Boys’

Ficha Técnica

Título: The Boys
Título original: The Boys

Reparto:
Karl Urban (Billy Butcher)
Jack Quaid (Hughie Campbell)
Jennifer Esposito (Susan Raynor)
Elisabeth Shue (Madelyn Stillwell)
Laz Alonso (Mother’s Milk)
Colby Minifie (Ashley Barrett)
Jess Salgueiro (Robin)
Brittany Allen (Popclaw)
Bruce Novakowski (Doug Friedman)
Jaiden Cannatelli (Mason)
Chace Crawford (The Deep)
Karen Fukuhara (The Female)

Año: 2019
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Director: Evan Goldberg (Creador), Seth Rogen (Creador), Eric Kripke (Creador), Dan Trachtenberg, Jennifer Phang, Philip Sgriccia, Daniel Attias, Stefan Schwartz, Fred Toye
Guion: Eric Kripke, Anne Cofell Saunders, Ellie Monahan, Evan Goldberg, Phil Hay, Matt Manfredi, Garth Ennis, Seth Rogen, Craig Rosenberg, Rebecca Sonnenshine, George Mastras (Cómic: Garth Ennis, Darick Robertson)
Fotografía: Jeremy Benning, Dylan Macleod, Evans Brown, Jeff Cutter
Música: Christopher Lennertz
Género: Acción. Fantástico
Distribuidor: Amazon Prime Video

Tráiler de ‘The Boys’

Sinopsis de ‘The Boys’

The Boys es un enfoque irreverente de lo que pasa cuando los superhéroes, tan famosos como las celebridades, tan influyentes como los políticos y tan venerados como los dioses, abusan de sus superpoderes en vez de utilizarlos para hacer el bien. Indefensos contra superpoderosos, esta serie se embarca en una heroica misión para revelar la verdad sobre «Los Siete» y el formidable apoyo de su Vought.



Premisa

En este mundo distópico, los superhéroes abundan y tienen la fama de estrellas de cine. Pero dentro de esta gran cantidad de superhéroes destacan “Los Siete”, un selecto grupo liderado por el Patriota y controla la empresa Vought.

La serie comienza con Luz Estelar (Erin Moriarty), una joven con superpoderes, consiguiendo su sueño de entrar a “Los Siete”. Por otro lado, nuestro otro protagonista llamado Hugh (Jack Quaid), camina por la calle tranquilamente con su pareja cuando esta última es atropellada por A-Train, el superhéroe mas rápido del planeta y miembro de “Los Siete”.

Estas dos premisas sientan la base de The Boys, en donde los superhéroes tal y como los conocemos brillan por su ausencia.

The Boys
Copyright Amazon Prime Video

 

La adaptación del cómic

El proyecto se anunció con bastante anterioridad, primero en forma de largometraje, aunque finalmente con la adquisición de los derechos por parte de Amazon terminó siendo dividido en capítulos. Todo cómic de Garth Ennis supone un complejo reto a la hora de su adaptación, solo a la altura de otras grandes obras del noveno arte como Watchmen o Sin City. Mientras que en Watchmen su dificultad radica en su complejidad narrativa y en Sin City en trasladar su estética noir extremadamente contrastada, en The Boys la complejidad radica en su extrema violencia y en los cambios de rol protagónico según avanzamos en su lectura.

Sin embargo, Erik Kripke logra ese tono salvaje e incorrecto del cómic. Para ello se vale de la omisión de personajes como Terror (el perro de Billy), el reemplazamiento de otros como Jack From Jupiter siendo sustituido por Translúcido o llevar los hechos que transcurren en el cómic a la época actual.

En cuanto a la adaptación de la violencia, The Boys corría el riesgo de ser fuertemente censurada. Sin embargo, la violencia abunda pero no satura, sirviendo de hilo conductor en la trama. La única escena que servía de alegoría de la omnipotencia del Patriota y censurada a petición de Amazon, mostraba al superhéroe masturbándose en lo alto de un rascacielos y eyaculando en la ciudad de Nueva York.

The Boys
Copyright Amazon Prime Video

Desmontando a Marvel y DC

Las similitudes entre “Los Siete” y “La Liga de la Justicia” de DC comics son patentes, tenemos un Superman, una Wonder Woman, un Flash o un Aquaman. Sin embargo, mientras visionamos la serie se nos viene más a la cabeza los personajes de Marvel por su increíble éxito en la actualidad.

The Boys profundiza en donde Civil War no se atreve. La premisa del film son los denominados acuerdos de Sokovia, pero según vamos avanzando en el metraje se centra más en Bucky Barnes y su implicación en la vida de Tony Stark. Sin embargo, la serie indaga en ello mostrándonos un grupo de superhéroes fascistas con total impunidad en sus actos y cuya menor preocupación es salvar el mundo. Ahí reside la principal virtud de The Boys, en su incorrección política llevándonos al extremo ese fascismo heroico que solo hemos visto en la trilogía “El Caballero Oscuro” de Christopher Nolan.

Además, los dardos a Marvel no son únicamente metafóricos. La manera de actuar de estos héroes como auténticas estrellas de cine recuerda a las estrategias comerciales seguidas por Marvel en los últimos tiempos. Muestra de ello son las escenas donde los superhéroes visitan a niños enfermos en el hospital con su correspondiente cobertura en  redes sociales.

Evan Goldberg
Copyright Amazon Prime Video

Incorrección política

The Boys es un fino cuchillo ahondando en la herida de todo lo que se pone en su camino, empezando por el sistema neoliberal estadounidense. Encarnando los denominados poderes fácticos, la empresa Vought que ejerce de propietaria de estos superhéroes, intenta controlar tanto el gobierno como las agencias de seguridad norteamericanas valiéndose de estratagemas empresariales.

Su crítica no se detiene ahí, a través de Luz Estelar ataca directamente al sistema patriarcal. En una brillante escena, podemos ver como nuestra protagonista es coaccionada para mantener relaciones sexuales si quiere entrar en “Los siete”. Esta situación, de candente actualidad, nos recuerda a los abusos que han sacudido la industria cinematográfica a raíz de figuras como Kevin Spacey o Harvey Weinstein.

Por último, al mas puro estilo Black Mirror, realiza una critica social a través de las redes sociales. Lo importantes de estos superhéroes no son ni mucho menos sus poderes, sino las cotas de popularidad que alcanzan. Toda una alegoría de la vanidad de redes sociales como Instagram y las falsas vidas que allí se proyectan.

Conclusión

The Boys merece la pena tanto si nos gusta el género heroico como si lo detestamos. Recuerda a grandes cintas como “Logan” o “Capitán América: El soldado de invierno”, donde se realiza una crítica social con los superhéroes como excusa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí