Este artículo cuenta con varios spoilers del segundo episodio de The Mandalorian.

Después de meses y meses especulando, analizando tráilers y escuchando entrevistas ha llegado Disney Plus el 12 de noviembre con el gran estreno del año: The Mandalorian. La serie está escrita y producida por Jon Favreau (Iron Man, El libro de la selva) que actúa a su vez como showrunner, pero esto viene de más lejos. Y es que Lucas ya intentó en su momento hacer una serie de Star Wars pero entonces aún era demasiado caro porque él quería que la producción fuera igual de buena que en las películas.

Por lo que hemos podido ver Disney no se ha cortado ni un pelo con el presupuesto y Favreau ha sabido manejarlo muy bien junto al equipo de Lucasfilm. Este segundo episodio está dirigido por Rick Famuyiwa, conocido por la película indie americana Dope.

Esta semana hablamos del segundo episodio de The Mandalorian.



The Mandalorian
© Lucasfilm

Crítica del segundo episodio de The Mandalorian

Ficha Técnica

Título: The Mandalorian
Título original: The Mandalorian

Reparto:
Pedro Pascal (The Mandalorian)
Carl Weathers (Greef Karga)
Gina Carano (Cara Dune)
Werner Herzog (El Cliente)
Nick Nolte (Kuiil)
Giancarlo Esposito (Moff Gideon)
Omid Abtahi (Dr.Pershing)
Taika Waititi (IG-11)

Año: 2019
Duración: 30 min.
País: Estados Unidos
Director: Rick Famuyiwa
Guion: Jon Favreau
Fotografía: Greig Fraser, Barry Idoine
Música: Ludwig Göransson
Género: Western. Fantasía. Ciencia ficción
Distribuidor: Disney Plus

Tráiler de The Mandalorian

Sinopsis del segundo episodio de The Mandalorian: The Child

Con el objetivo en sus manos, el mandaloriano deberá enfrentarse y contener a los carroñeros.



Primeros pasos

Antes de avisar me gustaría avisar de algo obvio, esta reseña va llena de SPOILERS. Avisados estáis.

El segundo episodio de The Mandalorian empieza pocos minutos después del final del primero. Volvemos a retomar a nuestro héroe y el premio que consiguió en el primer episodio, el bebé de cincuenta años de la raza de Yoda del que aún no sabemos nada.

En los primeros minutos del episodio podemos ver como el bebé puede que no esté tan indefenso como parece ya que parece que puede saltar de la cápsula/cuna en la que iba metido, correr y hasta tragarse ranas de un bocado. Sin duda, nos vamos a reír bastante en este episodio.

Pero antes de comerse la rana vemos como el mandaloriano se enfrenta a dos trandoshanos, esa raza de lagartos bípedos que cazaban wookies por deporte y que son conocidos gracias a Bossk el cazarecompensas. Recordemos que Bossk fue presentado en el mismo momento que Boba Fett en El imperio contraataca.

segundo episodio de The Mandalorian
© Lucasfilm

Pero los trandoshanos son solo un pequeño guiño y lo importante es que hieren a Mando, que tiene que curar su herida y parece que el bebé intenta ayudarle. ¿Está intentando utilizar la fuerza? Parece que vamos a tener que esperarnos unos minutos.

Volvemos a Una Nueva Esperanza para ampliar el universo

Cuando el mandaloriano se dispone a coger su nave, la Razor Crest, nos topamos con unos antiguos amigos de la saga, los Jawas. Su primera aparición fué en el episodio IV y me atrevería a decir que es el primer alienígena que vimos nunca en el universo de Star Wars. Allí nos los mostraban como unos pequeños aliens de tez negra y ojos naranjas que brillaban bajo sus túnicas marrones. Jon Favreau no ha querido meter la pata. Los Jawas vuelven a ser niños disfrazados que están desmantelando la nave de nuestro protagonista para llevarse las piezas. Y aquí es donde veremos lo que puede ser un futuro conflicto en la serie. El bebé observa al mandaloriano desintegrar a Jawas sin piedad alguna. Como habíamos visto en el primer episodio no es un personaje nada blanco, es gris oscuro.

segundo episodio de The Mandalorian
© Lucasfilm

Después de un intento de abordaje de la nave en una escena de acción bastante divertida, y algún que otro guiño a Indiana Jones y el santo grial, nuestro protagonista queda inconsciente. Cuando despierta y ve que su nave está completamente inutilizada le pide ayuda al Ugnaught que conocimos en el episodio anterior, Kuiil. Después de la escena de la rana ya mencionada nuestro nuevo secundario favorito se ofrece a ayudar a «Mando» a recuperar su nave.

Negocios

Kuiil lleva al Mandaloriano a negociar con los Jawas y aquí entramos en la parte más divertida de la serie hasta el momento. Esta raza de la que hemos hablado antes salían poco y siempre estaban relacionados con Tattooine,  pero resulta que están en más sitios. En este episodio vemos como interactuan entre ellos y como funcionan a modo de clan con un portavoz. Resulta que uno de ellos es el jefe y quiere el Beskar (el acero mandaloriano del que hablamos en el repaso del primer episodio y con el que está hecho el casco del protagonista, pero Mando se niega en rotundo. Resulta que los Jawas son democráticos y fans de los huevos y es que ofrecen al mandaloriano capturar un huevo de una criatura del desierto a cambio de sus piezas.

Algo sí que nos va a dejar muy claro en esta escena. El mandaloriano está muy apegado a sus armas. Como él mismo dice, son parte de su religión.

La serie vuelve a hacer mención a su universo cinematográfico con una cortinilla que nos da paso a la siguiente escena. No lo había mencionado hasta ahora pero si. El montaje recuerda más al Star Wars más clásico. a por el huevo, ¡Untinni!

star wars
© Lucasfilm

En ese agujero no hay un Sarlacc

Todos lo hemos pensado. Cuando vemos la cueva donde tiene que entrar «Mando» inmediatamente pensamos en el Sarlacc. Pero no. Resulta que esa cueva es el hogar de un reek hembra que protege sus huevos. Al reek macho lo vimos en El ataque de los clones, más concretamente en la arena de Petranaki, en Geonisis. ¿Os acordáis de cuando atan a Obi-Wan, Padme y Anakin? Pues bien, a Anakin le toca el reek.

Resulta que los machos reek tienen tres cuernos y las hembras solo uno, pero gigante. El mandaloriano no es sensible a la fuerza, ni tiene espada láser, así que llegaremos a ver el límite de las fuerzas de nuestro protagonista en esta batalla por conseguir un huevo. De hecho, hubiéramos visto el final sino fuera por el «gran» giro (porque quién no se lo esperaba) del episodio. Resulta que el bebé de 50 años, al que llamaremos mini Yoda, utiliza la fuerza.

¿Es la primera vez que utiliza la fuerza? Puede que sí, aunque parece que sabe qué poder tiene y más o menos como utilizarlo. Gracias al mini Yoda el mandaloriano consigue apuñalar el reek en el último momento y conseguir el huevo peludo que protegía. Pero eso acarrea consecuencias ya que vemos como deja exhausto a mini Yoda que ya no se vuelve a despertar hasta el final del episodio.

El segundo episodio de The Mandalorian nos deja con una curiosidad, los Jawas son carnívoros y deboran los huevos con las manos. Pero también nos deja una duda bastante importante. ¿Ya nadie se acuerda de la fuerza? Por la conversación que tienen Kuiil y Mando de camino a la Razor Crest parece que no sepan ni lo que es. Sabemos que la galaxia no se ha olvidado de la fuerza aún ya que justo Luke debería de ser la leyenda Jedi en este momento histórico así que supongo que vamos a descubrir algo más en el siguiente episodio.

star wars
© Lucasfilm

Conclusión del segundo episodio de The Mandalorian

El segundo episodio de The Mandalorian nos deja con buen sabor de boca y amplía el universo Star Wars con una aventura pequeña muy rolera. Puede que parezca que no avance en la trama, pero sí nos deja ver hacia donde va a ir y desarrolla un poco más a los personajes principales. El episodio de media hora se hace demasiado corto, pero porque es tan entretenido y está tan bien hecho, que en ningún momento se hace largo.

Tendremos que esperar hasta el viernes 22 de noviembre para ver el tercer episodio.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí