Lo suficientemente agradable, pero demasiado naif para causar impacto. La supuesta comedia -pseudo biográfica- de Kris Rey debería haber debutado en el Festival de Cine SXSW de este año (cancelado por la pandemia de coronavirus). Cuando Kris Rey ideó la película, su cuarto largometraje, la joven novelista se encontraba casada y aún usaba su antiguo nombre, Kris Swanberg. Así es como su nuevo film Solía ir allí (I Used to Go Here) refleja de cerca su propia vida y, aunque cualquier obstáculo puede tambalear el esfuerzo de cualquier cineasta independiente, este proyecto sobrevivió. El largometraje se estrena en Movistar el 21 de diciembre.



Solía estar ahí (I Used to Go Here)

Crítica de ‘Solía ir allí (I Used to Go Here)’

Ficha Técnica

Título: Solía estar ahí
Título original: I used to Go Here

Reparto:
Gillian Jacobs (Kate)
Jemaine Clement (David)

Josh Wiggins (Hugo)
Kate Micucci (Rachel)

Año: 2020
Duración: 80 min. 
País: Estados Unidos
Director: Kris Rey
Guion: Kris Rey
Fotografía: Nathaniel Hurtsellers
Productora: Yale Productions, BondIt, Buffalo 8 Productions, Party Over Here, SSS Entertainment, SSS Film Capital, Ten Acre Films 
Género: Comedia
Distribuidora: Movistar

Filmaffinity

IMDb

Trailer de ‘Solía ir allí (I Used to Go Here)’

Sinopsis de ‘Solía estar ahí’

Tras lanzar su nueva novela, la escritora de 35 años Kate es invitada a dar una charla en la universidad y acaba introduciéndose en la vida de un grupo de estudiantes. (Movistar)



Solía ir allí 
Foto de Movistar

La transición 

Gillian Jacobs representa aquí a Rey, una joven escritora que debería estar celebrando la publicación de su primera novela, pero, en cambio, descubre que su gira de libros ha sido cancelada, al igual que su boda. Solía ir allí (I Used to Go Here) relata ese tiempo intermedio de la vida, en ocasiones incómodo (alrededor de los 30 años), cuando los sueños universitarios no se han hecho realidad y te dedicas a vagar sin rumbo fijo. 

Algunas personas prosperan en la treintena, pero para otras es una década complicada. Si estás en un mal momento mental, tal vez parezca que todos están viviendo la mejor vida posible menos tú. Suena trágico, pero este es el trasfondo que esconde Solía ir allí (I Used to Go Here), una película disfrazada de comedia sin serlo.

I Used to Go Here
Foto de Movistar

La dualidad del éxito

El libro de Kate es un fracaso, pero al regresar a su facultad ella es una estrella, algo similar a lo sucedido con su filme. Solía ir allí (I Used to Go Here) debería haber sido salvaje y, sin embargo, ni siquiera resulta cómica, quedando reducida a una simple película universitaria para olvidar. 

En los últimos años, series como ‘Fleabag’ o ‘Girls’ han abierto un nuevo camino con protagonistas femeninas reales y, aunque lo haya intentado, la directora no lo ha conseguido. Su personaje sonríe constantemente y no deja de disculparse, resultando poco desafiante y atractiva como personaje principal.

Solía ir allí
Foto de Movistar

Conclusiones de 'Solía ir allí (I Used to Go Here)'

Solía ir allí (I Used to Go Here) es un filme simple; no arriesga y, por tanto, no obtiene ninguna ganancia. Todos los chistes que contiene poseen una versión más divertida o más conmovedora. En lugar de esforzarse por encontrar una opción mejor, se sostiene con dificultad sobre unos personajes carismáticos que, en ningún caso, es suficiente para levantar la película. 

Aunque sea triste, la última frase que la protagonista dice (evaluando su propia novela), se aplica también a la película: “Creo que podría ser mejor”.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí