Creación Guiones

Filmin, la plataforma de cine independiente por antonomasia, tiene siempre buen ojo para confeccionar su catálogo. Ante la falta de distribuidoras y exhibidoras de cines que apuesten por títulos interesantes en estos tiempos, mueve ficha. Por eso, el próximo viernes 23 de julio estrena “Surge”, Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance 2020. Un thriller dramático que protagoniza el camaleónico Ben Whishaw, conocido por “El perfume” (Tom Tykwer, 2006) o encarnar a Q en la saga Bond. “Surge” es el debut en largometraje de Aneil Karia, conocido por co-dirigir la serie “Pure” (2019).



Surge

Crítica de 'Surge'

Creación Guiones

Ficha Técnica

Título: Surge
Título original: Surge

Reparto:
Ben Whishaw (Joseph)
Laurence Spellman (Scott)
Hammed Animashaun (Durab)
Jasmine Jobson (Lily)
Ryan McKen (Emre)

Año: 2020
Duración: 101 min.
País: Reino Unido
Director: Aneil Karia
Guion: Rupert Jones, Rita Kalnejais
Fotografía: Stuart Bentley
Música: Tujiko Noriko
Género: Drama. Thriller
Distribuidor: Filmin

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Surge'

Sinopsis

Una obra feroz e incendiaria en la que Ben Whishaw interpreta a Joseph, un empleado de aeropuerto tímido y callado que tras una serie de extraños incidentes decide dejar atrás sus buenos modales para protagonizar una increíble y frenética aventura por las calles de Londres. Un fenómeno absoluto en los festivales de Sundance y Berlín que bien podemos presentar como el "Joker" que rodarían los hermanos Safdie. (Filmin)



El trabajo de Ben Whishaw en “Surge” es impecable

La película, desde su inicio, nos adentra en un estado de ansiedad casi asfixiante. En ella nos presenta a Joseph, un joven oficial de seguridad del aeropuerto de Stansted de Londres. Interpretado de manera soberbia por Ben Whishaw, Joseph contiene todas las papeletas para estallar de rabia en cualquier momento. Meticuloso en su trabajo -hasta límites insospechados-, reservado con sus compañeros de trabajo o familia e intratable como vecino. Aguarda un hecho inesperado en la trama que le hace revolverse contra su vida monótona e insatisfecha. Pero, probadas las mieles del peligro, desaparece el estrés y surge un deseo incontrolable de conocer sus límites.

Sin embargo, la sucesión de actos, con varios giros sorprendentes, no culmina de la mejor manera en el clímax. Por momentos parece que Joseph solo busca la autodestrucción con la esperanza de ser perdonado (pues repite constantemente “disculpa”). Por lo que el trabajo de Ben Whishaw en Surge es impecable, afín al nivel que presta en su filmografía. Da forma a Joseph con una actuación física apabullante, aportando gestos, tics y muecas que expresan más que las palabras.

Realiza una introspección propia del método que utilizan Joaquin Phoenix o Heath Ledger, capaz de monitorizar a cualquier lunático. La personalidad descomunal de Whishaw llega incluso a eclipsar las actuaciones de Jasmine Lobson, Ellie Haddington o Ian Gelder. Y eso que hacen muy bien sus papeles de Lily y padres de Joseph. La secuencia en el hotel con Whishaw como testigo del discurso del padrino de una boda es de lo más absurdo y catártico. Una joya del neo-noir.

Ben Whishaw
Copyright Filmin

Un ejercicio de puro cine de acción

Su director, el británico Aneil Karia, debuta con nota en un ejercicio de puro cine de acción. Aunque se trate de un thriller psicoemocional, entiende perfectamente el lenguaje cinematográfico, pues recae el drama en la acción del personaje. Sometido a una espiral de sucesos delirantes -fruto del malestar de Joseph-, el montaje de Surge es hipnótico. Consigue atraparnos de principio a fin. El plano secuencia de Joseph cuando necesita comprar un cable HDMI para su compañera Lily es tremendo. Sin apenas articular diálogos, la gestualidad y pensamientos abiertos de Ben Wishaw nos van preparando para lo que viene.

Su personaje recuerda al cine de los hermanos Safdie, creadores de “Good Time” (2017) o “Uncut Gems” (2019). Pero también a “Taxi Driver” (Scorsese, 1976) o “Joker” (Todd Phillips, 2019), aunque mucho más vertiginosa. Es la historia del perdedor irredento que se obsesiona con la cima inalcanzable de su frágil inmortalidad. Aunque su título no se traduce, es perfecto. Su significado es como “oleaje” o “agitarse”, justo lo que expone el personaje y su historia.

Quizá la trama no termine de explicarse del todo, pero desde luego su ritmo es trepidante. El uso de planos cortos y subjetivos mantienen la tensión constante, la cual no agota. Y esto es porque el guion, firmado por Rupert Jones y Rita Kalnejais, aporta solidez con una estructura cohesionada. De modo que “Surge” es una película que incomoda, ya que muestra los desmanes de una sociedad enferma y brutal. Ilustra la vulnerabilidad de aquellas personas que se comportan como seres desalmados en un sistema corrupto.

Surge
Copyright Filmin

Conclusión de 'Surge'

Surge es una película frenética, como si se hubiese tomado anfetaminas para sobreponerse a un día de mierda. Pero da la sensación de que para resolver los problemas hay que crear el caos y huir como un cobarde. La película es muy entretenida, divertida, sorprendente. Y tanto el guion, como el reparto o las decisiones técnicas son acertadas. No es una película para todos los públicos, como tampoco lo eran las de Safdie o la del Joker. Pero aquí Ben Whishaw es mucho más natural que Robert Pattinson o Joaquin Phoenix. Por lo que sería un crimen no ver ahora Surge en Filmin. Cuando parece que lo único que nos gusta ver últimamente son personajes lunáticos que solo quieren ver arder el mundo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí