The Scary of Sixty-First (2021) es una película dirigida por Dasha Nekrasova, directora que ella misma interpreta uno de los roles protagonistas y además firma, en colaboración con Madeline Quinn el guion. La película puede verse en el Festival de Sitges en su versión online. La película es un homenaje, con un humor muy particular, al cine de explotación y también a la conspiración norteamericana.



The Scary of Sixty-First

Crítica de 'The Scary of Sixty-First'

Ficha Técnica

Título: The Scary of Sixty-First
Título original: The Scary of Sixty-First

Reparto:
Betsey Brown (Addie)
Madeline Quinn (Noelle)
Stephen Gurewitz (El Corredor de bienes)
Dasha Nekrasova (La Chica)
Mark H. Rapaport (Greg)

Año: 2021
Duración: 81 min
País: Estados Unidos
Dirección: Dasha Nekrasova
Guion: Dasha Nekrasova y Madeline Quinn
Música: Eli Keszler
Fotografía: Hunter Zimny
Género: Terror
Producción: Stag Pictures

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'The Scary of Sixty-First'

Sinopsis de 'The Scary of Sixty-First'

The Scary of Sixty-First nos presenta la vida de dos compañeros de cuarto cambia tras descubrir que su nuevo apartamento en Manhattan guarda un oscuro secreto. (FILMAFFINITY).



The Scary of Sixty-First
Foto de Stag Pictures

Conspiraciones

Dos chicas jóvenes se mudan a una casa, que ya desde un momento tiene una apariencia siniestra (más o menos como sucedía con el piso en la Semilla del Diablo, cinta con la que comparte muchos elementos). En teoría son amigas, pero pronto surgen discrepancias entre ellas. Además, se ha de sumar un nuevo personaje (que interpreta la propia directora) y que llega al piso afirmando que Jerry Epstein se había pasado anteriormente por el piso y había cometido crímenes infames allí. Una locura, vamos.

Amor a los años setenta

The Scary of Sixty-First no es tan importante por lo que cuenta sino por como lo hace. Desde la fotografía, con la utilización de un grano muy particular, hasta la puesta en escena, nos encontramos con una oda de amor al cine de los años setenta. La propia directora cita explícitamente como referencias al cine de Polanski (sobre todo, podemos ver una clara influencia de la primera etapa del director polaco, con películas como Repulsión) y Kubrick (del que según ella escoge o copia algunos planos de manera prácticamente directa). Por supuesto, también encontramos  referencias al cine de género, y también el nombre del giallo ha salido en entrevistas a la directora.

Dasha Nekrasova
Foto de Stag Pictures

Lo que hace la película es escoger todas estas referencias y pasarlas por una visión posmoderna, pero muy personal. De tal manera que el final de la película ni siquiera es explicado con claridad, porque lo importante para Dasha Nekrasova es el camino, y el ascenso a la locura que implica. Así, nos encontramos con los troppos propios de las referencias y cineastas comentados anteriormente, aderezados con una visión femenina y centrada en una relación de amistad/sexual.

Qanon y el Pizzagate

Ya sabemos que la cultura popular norteamericana tiene las conspiraciones como un fetiche cotidiano más. Lo hemos comprobado en multitud de películas y The Scary of Sixty-First utiliza esta perspectiva para no solo parodiarla, sino también incluirla a su propio discurso. Se entreveen muchas teorías que flotan en el ambiente y que como decimos, son un síntoma pop más de una sociedad decadente.

Dasha Nekrasova
Foto de Stag Pictures

Cine de explotación sin freno

Por momentos, The Scary of Sixty-First puede verse como una versión posmoderna de los referentes anteriormente citados, así como al cine de explotación. La película no tiene freno, y en su vóragine de locura se dedica a sumirse en un torbellino en el que siempre va a más. No busquen lógica, solo dejen seducirse por los encantos de una visión excesiva y lasciva. Esos teóricos troppos del cine de explotación, que muchas veces se rodaban simplemente porque el público buscaba el morbo en este tipo de cine, aparecen por el mismo motivo en la película, soio que en este caso la película es consciente de ello (y busca la complicidad del espectador).

Una visión femenina

La película tiene claramente un componente femenino. No es solo porque las protagonistas de la película sean mujeres (en muchos slashers lo son y desde luego esto no significa nada), sino porque la película trasluce esta visión en muchos aspectos. La relación entre las tres protagonistas principales denota un claro conocimiento de diferentes perfiles, y sabe como mostrar en pantalla un tipo de relaciones muy particular.

The Scary of Sixty-First
Foto de Stag Pictures

A ello se le suma en muchos momentos una dirección y fotografía que tiene inclinación por señalar ciertos elementos que parecen parodiar a una estética Kitsch, que podría asociarse a ciertos componentes femeninos, como es la utilización de una serie de luces como los colores pastel, muy presentes en la segunda mitad de The Scary of Sixty-First.

Conclusión

The Scary of Sixty-First es una película controvertida. Su propuesta no es apta para todos los públicos, porque desde luego no tiene interés en contar ninguna historia, pero lo que narra es un exceso propio de las películas italianas de los años setenta en su máximo esplendor.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí