The Victims’ Game es una serie policíaca taiwanesa, sobre un forense con síndrome de Asperger que, al descubrir una implicación personal en un caso de asesinatos en serie, iniciará su propia investigación al margen de la policía. Está dirigida por David Chuang (The Tag-Along: The Devil Fish, The Iron Concorde) y Allen Chen. Y los guiones son de Hsu Jui Liang, Huang Yu Chia y Xu Ruiliang.

En el reparto encontramos a Joseph Chang (El hombre errante, Wild City), Hsu Wei-ning (The Tag-Along, Who Killed Cock Robin), Jason Wang, Ruby Lin, Moon Lee, River Huang, Chen Chia-kuei, Ding Ning, Hsia Ching-ting y Rexen Cheng. Nos ha llegado a España a través de Netflix desde el día 30 de Abril de 2020.



The Victims' Game

Crítica de The Victims’ Game

Ficha Técnica

Título: The Victims’ Game
Título original: The Victims’ Game

Reparto:
Joseph Chang (Fang Yi-Jen)
Hsu Wei-ning (Hsu Hai-Yin)
Jason Wang (Chao Cheng-Kuan)
Ruby Lin (Li Ya-Jun)
River Huang (You Cheng-Hao)

Año: 2020
Duración: 62 min.
País: Taiwán
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de The Victims’ Game en VO con subtítulos en inglés

Sinopsis

Tras descubrir un vínculo entre su hija distanciada y unos misteriosos asesinatos, un detective forense con síndrome de Asperger lo arriesga todo para resolver el caso.

Donde se puede ver la serie



Un thriller policíaco con enfoque social

No es fácil acceder a películas o series que nos lleguen desde Taiwán, más allá de cineastas como Ang Lee, Edward Yang o Hou Hsiao-Hsien; su cinematografía nos resulta bastante desconocida. Por suerte, es una industria que en los últimos años ha empezado a recuperarse y gracias a las plataformas VOD podemos acercarnos más a ella. Es el caso reciente de dos películas excelentes que ya valoramos en Cinemagavia, con directores de origen taiwanés al frente, Tigertail (Alan Yang, 2020), producción estadounidense donde el director contaba una historia familiar arraigada a sus propias raíces culturales, y Cities of Last Things (Wi Ding Ho, 2018), con producción enteramente taiwanesa.

Es curioso comprobar la distinta evolución que ha tenido el cine en China, Hong Kong y Taiwán. Si en la primera hay una clara tendencia a vanagloriar su cultura ancestral y en la segunda se ha optado por un cine más de entretenimiento, en Taiwán el cine está muy arraigado a la realidad cotidiana. Por eso, cuando se aborda un thriller policíaco del estilo de The Victims’ Game, se hace con una perspectiva totalmente distinta a lo que se hubiera hecho en Hong Kong, por ejemplo. Remarco esto para indicar que no estamos ante un thriller de acción ni de intriga, el enfoque es mucho más humanista y social de lo que cabría imaginar.

The Victims' Game
Foto de Netflix

Una policía con Síndrome de Asperger y una periodista ambiciosa

The Victims’ Game tiene un ritmo lento que prefiere detenerse en los detalles de la investigación forense que en los propios crímenes. No le interesa tanto explotar el morbo de los asesinatos o estirar el suspense narrativo para crear tensión. Esa cadencia aletargada puede alejar al público más impaciente. Sin embargo, cuando te acostumbras a su tono y estilo, podrás disfrutar de un thriller sólido con una trama bien elaborada que se aparta de los tópicos y que tiene una pareja de personajes protagonista realmente atractiva.

Él es un policía forense con Síndrome de Asperger, lo que le dificulta su interacción social con los demás. Pero, al mismo tiempo, eso le permite utilizar sus capacidades intelectuales para ser un investigador concienzudo y meticuloso, que encuentra pistas que los demás pasan de largo. Cuando en un caso de asesinatos en serie descubre la posible implicación de su hija, de la que se separó tras un traumático suceso, decidirá iniciar una investigación en paralelo para encontrarla antes que la policía y solucionar el enigma de los crímenes. El forense está interpretado de forma convincente por Joseph Chang.

Ella es una periodista ambiciosa y sin escrúpulos, capaz de extorsionar a agentes de policía para lograr una exclusiva. Arrastra sus propios demonios del pasado y aunque inicialmente se asocia con el policía forense para extraerle información para sus reportajes, poco a poco, su implicación será más personal. La periodista está interpretada por una estupenda Hsu Wei-ning. Los dos forman una extraña pareja que funciona a la perfección en esta ficción.

The Victims' Game
Foto de Netflix

De la crítica a la reflexión

Pero como decíamos antes, The Victims’ Game no es un típico thriller policíaco. La historia ofrece un recorrido por la desazón social y sobre como las injusticias afectan a las personas. A través del cine de género, hay una crítica al sistema político y económico del país, que denuncia el abandono al que son sometidos los individuos cuando no tienen un valor económico o productivo. Ahí están esos ancianos enfermos hacinados y olvidados en camas de hospitales sin recursos. O esos trabajadores que sufren el acoso de sus superiores.

También hay crítica al comportamiento social contra el diferente. Ahí está ese chico que quiere sentirse mujer y recibe las burlas de la gente. O las propias miradas que recibe el protagonista con Síndrome de Asperger. The Victims’ Game también hace una reflexión sobre las segundas oportunidades, sobre la necesidad de saber perdonar y olvidar para poder seguir adelante.

Por eso en nuestra introducción queríamos dejar claro que esta serie policíaca de Taiwán ofrece una lectura del género distinta a la que podrías esperar encontrarte. La trama puede resultar un poco enrevesada abordada desde un punto de vista occidental, también influye la dificultad de retener los nombres de los personajes (al menos a mí me pasa). Así que es normal que te pierdas un poco en algunos momentos, pero vale la pena el esfuerzo.

誰是被害者
Foto de Netflix

Listado de episodios

La serie taiwanesa The Victims’ Game se compone de 8 capítulos de entre 62-68 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí