Estafadoras de Wall Street, dirigida por Lorene Scarfia, es un título que, aunque en un principio podría parecer que busca insertarse en esa tendencia de historias de empoderamiento femenino, es mucho más potente en su discurso que la media de dichos títulos, ya que, más allá de aprovechar el filón comercial que generan este tipo de filmes en la actualidad, es congruente con el mensaje que pretende enfatizar, pues al  estar dirigida, escrita y protagonizada por mujeres,  realmente consigue transmitir al espectador ese estandarte de igualdad al ondearlo con autenticidad. Estreno el 8 de Noviembre. Puedes leer otras crítica realizadas por Cinemagavia de esta película AQUÍ y AQUÍ.



Crítica de ‘Estafadoras de Wall Street’

Estafadoras de Wall Street

Ficha Técnica

Título: Estafadoras de Wall Street
Título original: Estafadoras de Wall Street

Reparto:
Jennifer Lopez (Ramona)
Constance Wu (Destiny)
Julia Styles (Elisabeth)
Keke Palmer (Mercedes)
Lilly Reinhart (Annabelle)

Año: 2019
Duración:
110 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Lorene Scafaria
Guion: Jessica Pressler, Lorene Scafaria
Fotografía: Todd Banhazl
Género:Drama. Comedia. Thriller

Distribuidora: Diamond Films España

Filmaffinity

IMBD

Tráiler de ‘Estafadoras de Wall Street’

Sinopsis de ‘Estafadoras de Wall Street

Inspirada en hechos reales. Un grupo de strippers (Jennifer Lopez, Constance Wu, Lili Reinhart, Cardi B) se unen para estafar a sus clientes, ricos magnates de Wall Street. Cuando Elizabeth (Julia Stiles) una periodista del New York Magazine comienza a investigar, ellas verán peligrar su negocio y tendrán que afianzar su lealtad por encima de la envidia y la avaricia. (Diamond Films España)



Ellas Mandan

El feminismo se ha convertido estos últimos años en un gran escaparate para dar pie a diversas historias protagonizadas por mujeres, ya sean nuevos relatos o remakes de películas ya realizadas.

No deja de ser loable que Hollywood, con el amplio alcance que tiene, se sume a esta corriente. Podríamos decir que, a pesar de las múltiples celebridades que sostienen un  auténtico discurso feminista en esa plataforma tan privilegiada, en realidad, la industria no ha logrado del todo empaparse de la lógica de esta tendencia. En vez de apropiarse de una manera que cale en sus historias o en la manera en que se hace cine, únicamente han buscado capitalizarla de manera que sea un hito más comercial que ideológico.

Por supuesto que es necesario, y siempre se celebrará, ver a más mujeres como protagonistas, pero en vez de pensar en  una versión femenina del Agente 007 o en crear un momento musical para el live-action de «Aladdin» (nos referimos a «Speechless») que se sume a la moda #GirlPower.

¿No sería más contundente que se empezaran a crear personajes o producir historias igual de atractivas para que sean lideradas por mujeres, de manera que el discurso realmente se asiente en la industria y no se quede en el mero afán propagandístico? Es ahí donde entran títulos como Estafadoras de Wall Street, que entienden el importante papel que juegan en la actualidad. Rehuyen de cualquier falso eslogan de empoderamiento, buscando simplemente contar una historia en las mismas condiciones que cualquier otra. La diferencia es que aquí las mujeres son el motor de la historia, pero dando a entender que ello no tendría porqué ser un factor importante siempre que el guion esté bien escrito y, sobre todo, bien ejecutado en su puesta en escena.

Sí, es cierto que en determinados momentos la película se regodea (justificadamente) de la corriente feminista. Sin embargo, nunca se siente impuesto por una agenda o por querer seguir una moda, sino que es parte de la naturaleza de la historia misma con tal discreción, que no llega a ser irritante, sino que se acopla con el ritmo de la historia. En ningún momento permite que ese sea el único móvil del filme.

Estafadoras de Wall Street
Copyright Metropolitan FilmExport

Una producción con ritmo y carisma

El guion y manufactura de Estafadoras de Wall Street recuerda bastante a la relativamente reciente «Figuras ocultas» y a la también laureada «Erin Brockovich», aquella película que le dio un merecido Óscar a Julia Roberts y que triunfó en taquilla mucho antes de que el feminismo estuviera de moda (de hecho era casi tabú en tiempos de su estreno). En ambos filmes se destaca que aunque también relataban historias de empoderamiento femenino, dejaban que los méritos de los personajes hablaran por sí mismos, sin subrayar el discurso a manera de campaña política.

No obstante, este título apela sobretodo al espíritu un tanto más descarado de Molly´s Game,  que con un guion igual de carismático aunque más accesible, sabe exponer la pericia de sus personajes sin juzgarlos pero sin tampoco justificarlos. Ello porque si bien no se deja de aplaudir la astucia con que las protagonistas de ambas historias logran sus objetivos, en ningún momento se les dibuja como mártires, después de todo aunque sus móviles quedan bien esbozados, no se oculta el hecho de que sus acciones eran poco éticas. Estafadoras de Wall Street toma lo mejor de dichos títulos y esboza excelentemente a sus personajes, logra que empaticemos con ellas simplemente a raíz de lo que se nos está narrando.

Al final, Estafadoras de Wall Street funciona por el interés que nos genera la trama y porque está excelentemente contada, gracias a un guion cargado de carisma y excelentes diálogos que ensalzan algunas de las líneas con más picardía de lo que va del año. Además, posee una dirección enérgica, que aunque respeta esa estética de cine indie, por momentos también nos regala secuencias que parecen videoclip popero (amén que explota el estatuto de celebridad de la música que posee Jennifer López).

Los únicos aspectos negativos, que no desmerecen en nada el resultado final, es el hecho de que, aunque se agradece el tono simpático con el que nos narran la historia, el drama se queda bastante corto. Por momentos no alcanza las cotas de intensidad profundizados por ciertos matices de la trama, así como el hecho de que el climax final no está a la altura del resto del filme.

Estafadoras de Wall Street
Copyright Metropolitan FilmExport

Reparto explosivo

Una de las razones por las que la película funciona tan bien, es por su reparto y es que las actrices (porque realmente los actores son mera utilería) transmiten una química que traspasa la pantalla y cada una fue escogida a la perfección para que den en el clavo con el perfil de sus personajes. Aunque se ha destacado la interpretación de Jennifer López, la realidad es que cada una de las chicas tiene su momento y todas brillan en conjunto.

Ahora bien, siendo más concretos, quizás sea Jennifer López la absoluta robacámaras de la función y es que a leguas se nota que es un personaje que requiere más presencia y carisma que dotes histriónicas. De esta manera sus limitaciones interpretativas no salen a relucir como en otras actuaciones. Claro que resulta algo desproporcional su Oscar Buzz ya que ella no está fuera de su zona de confort y su performance funciona en la medida en que la película juega a que el espectador sabe que es ella. Realmente, en ningún momento se logra desasociar su estatus de celebridad (prueba de ello, los guiños en el momento en que canta una canción de Britney Spears o el momento con Usher).

Ciertamente, estamos ante la mejor interpretación de su carrera aunque sinceramente tampoco es difícil revisando su filmografía. Tiene algunos de los momentos más atractivos de Estafadoras de Wall Street. Sin embargo, sería un poco injusto destacar a Jennifer López por encima del resto de compañeras de reparto. Constance Wuu, Lili Reinhart y Keke Palmer brillan como si las estrellas de la función también fueran ellas.

Hustlers
Copyright Metropolitan FilmExport

Conclusión

Estafadoras de Wall Street es un potente relato que encuentra su propia voz gracias al buen hacer de su realización, embonando con el discurso feminista al ser coherente con este, demostrando que las historias con mujeres al frente gozan de las mismas virtudes que cualesquiera otras, siempre que una buena dirección y guion sepan estar a la altura de lo que se narra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí