La veterana actriz Maggie Gyllenhaal debuta tras las cámaras para dirigir La hija oscura, un complejo drama sobre la pérdida, el paso del tiempo y la maternidad. La historia es una adaptación de la novela La figlia oscura, publicada en 2006 por la escritora italiana que escribe bajo el seudónimo de Elena Ferrante. Puedes leer AQUí otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.

La cinta de Gyllenhaal tuvo su estreno mundial en el pasado festival internacional de Cine de Venecia y se hizo con la Osella de Oro al mejor guion. Estreno el 17 de diciembre de 2021 en Netflix de EEUU y en salas de cine españolas el 18 de febrero de 2022.



La hija oscura

Crítica de 'La hija oscura'

Ficha Técnica

Título: La hija oscura
Título original: The Lost Daughter

Reparto:
Olivia Colman (Leda)
Jessie Buckley (Leda de joven)
Ed Harris (Lyle)
Dakota Johnson (Nina)
Peter Sarsgaard (Profesor Hardy)
Paul Mescal (Will)
Oliver Jackson-Cohen (Toni)
Dagmara Dominczyk (Callie)
Alba Rohrwacher (Excursionista femenina)

Año: 2021
Duración: 121 min.
País: Estados Unidos
Director: Maggie Gyllenhaal
Guion: Maggie Gyllenhaal. Novela: Elena Ferrante
Fotografía: Hélène Louvart
Música: Dickon Hinchliffe
Género: Drama. Intriga
Distribuidor: Vértigo Films España

Tráiler de 'La hija oscura'

Dónde se puede comprar la novela

Oferta
La hija oscura (Narrativa)
  • Ferrante, Elena (Author)

Sinopsis

Sola en unas vacaciones junto al mar, Leda (Olivia Colman) se ve consumida por una joven madre y su hija mientras las observa en la playa. Intrigada por su atractiva relación (y por su estridente y amenazante familia), Leda se siente abrumada por sus propios recuerdos del terror, la confusión y la intensidad de la maternidad temprana. Un acto impulsivo lleva a Leda al extraño y ominoso mundo de su propia mente, donde se ve obligada a enfrentarse a las decisiones poco convencionales que tomó como madre joven y a sus consecuencias. (Vértigo Films España)

Dónde se puede ver la película



El porqué de La hija oscura

Cuando Maggie Gyllenhaal leyó La hija oscura se quedó fascinada con la complejidad y profundidad con la que aborda temas tan complejos como la soledad y la maternidad.

Consiguió los derechos de la novela en 2018 y con el beneplácito de su autora, decidió adaptarla a sus propios intereses.

Como actriz, Gyllenhaal echa de menos tener más participación en la toma de decisiones. Le gusta opinar sobre el porqué de sus escenas y aportar su visión al proceso creativo de una película. Entiende los rodajes como una colaboración entre los distintos agentes involucrados. Desgraciadamente, esto no es siempre posible y, para algunos directores, el elenco actoral es solo un conjunto de peones a los que manejar en beneficio de su propia concepción del film.

Cuando Gyllenhaal se puso tras las cámaras de La hija oscura, cinta que también escribe y produce, se sentía como una niña con zapatos nuevos.

Por primera vez, tenía la sensación de tener la libertad necesaria para explorar aquellos aspectos que más le interesaban. El resultado es una cinta profunda y muy personal.

La hija oscura
Copyright Vértigo Films España

La hija oscura y la maternidad

Para muchas mujeres, la idealización de la maternidad es una de las grandes mentiras de nuestra sociedad patriarcal.

Crecemos rodeados de imágenes idílicas sobre la crianza de los hijos. Películas, anuncios y reportajes nos cuentan las bondades de ser madre a través de mujeres sonrientes, con peinados de peluquería y con cara de haber dormido profundamente durante horas. Debajo de la alfombra se esconden las noches en vela, las preocupaciones, el cansancio acumulado, las discusiones que eso provoca, los cólicos, los pañales o la esclavitud de amamantar a un bebé enganchado a tu pecho todo el día y toda la noche.

Por supuesto que ser padres es una experiencia única y, en muchos momentos, maravillosa. Pero el hecho de que solo se nos cuente una parte de la historia genera frustración y, sobre todo, mucho sentimiento de culpa.

Esa complejidad de sentimientos es lo que explora La hija oscura. Lo hace a través de una mujer divorciada, interpretada por Olivia Colman (El padre), que pasa unas vacaciones en Grecia mientras le asaltan los recuerdos del pasado.

The Lost Daughter
Vértigo Films España

Personajes de tres dimensiones

Uno de los aspectos más destacables de La hija oscura es la detallada exploración de los personajes femeninos.

La hija oscura discurre en paralelo, narrando el presente y el pasado de la profesora universitaria y traductora Leda Caruso.

En el presente, la actriz Olivia Colman llega a una isla griega en la que va a pasar sus vacaciones de verano. Su encuentro con una joven madre interpretada por Dakota Johnson (Música, glamour y fama) liberará sus recuerdos como madre de dos hijas.

La irlandesa Jessie Buckley (Estoy pensando en dejarlo) es la encargada de dar vida a una joven Caruso que lidia con un matrimonio en crisis y unas hijas a las que no soporta y adora a partes iguales y según el momento. Mediante flashbacks, vemos escenas familiares de felicidad, de desesperación, de mimos, de gritos y momentos en los que toca tomar complejas decisiones. Decisiones de esas que pasarán factura a lo largo de la vida.

Entre los personajes masculinos se encuentran rostros tan conocidos como el de Ed Harris (al que veremos en la próxima Top Gun: Maverick) o Peter Sarsgaard (The survivor). Sin embargo, sus papeles quedan relegados a un segundo plano en esta historia totalmente centrada en el universo femenino. Una visión femenina de la edad adulta que no excluye en absoluto a otro tipo de espectadores. Es más, la cinta debería ser vista de manera obligatoria por toda persona que tenga un mínimo de sensibilidad, sin importar su género.

The Lost Daughter
Copyright Vértigo Films España

Valoración de 'La hija oscura'

Maggie Gyllenhaal debuta en la dirección con paso firme. La veterana actriz, que empezó su carrera a las órdenes de su padre hace ya treinta años, cambia de papel y se sitúa tras las cámaras en esta compleja historia de personajes grises.

Olivia Colman y Jessie Buckley nos regalan unas actuaciones soberbias en su papel de una mujer madura que sigue afectada por las decisiones que ha tomado en su vida.

La adaptación del libro del mismo nombre publicado en 2006 por Elena Ferrante, resulta en una historia llena de aristas, profunda y emotiva sobre la maternidad y la presión de ser mujer en una sociedad patriarcal.

Gyllenhaal es capaz de crear una historia envolvente, cocida a fuego lento en la que lo más importante sucede en el interior de su personaje principal.

Muchas espectadoras se reconocerán en algunos de los fragmentos. Otras, sentirán que alguien les quita una pesada losa de encima. Ser madre es algo más que un anuncio de televisión. Algo tan plagado de momentos bonitos como de contradicciones, de culpas y complejos. La hija oscura es una película profunda, emotiva, didáctica y, en nuestra opinión, necesaria.

Reportaje de La hija oscura en días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anterior“Quiero que vuelvas”: Clavos que sacan otros clavos
Artículo siguiente"Sympathy for Mr Vengeance": Dos caras de la misma moneda.
Nacido en Las Palmas de Gran Canaria (España) en 1979 y madrileño de adopción, Iván Sabau pronto mostró interés por el cine y la literatura. En 2014 publicó la novela Las sombras que fuimos (Ed. Idea) y, cuatro años después, el libro de relatos Siluetas (Ed. Playa de Ákaba). Es el fundador de la página especializada en cine de bajo presupuesto Entre ninjas y lagartos y del podcast del mismo nombre. Actualmente reside en EEUU.
Muchas espectadoras se reconocerán en algunos de los fragmentos. Otras, sentirán que alguien les quita una pesada losa de encima. Ser madre es algo más que un anuncio de televisión. Algo tan plagado de momentos bonitos como de contradicciones, de culpas y complejos. La hija oscura es una película profunda, emotiva, didáctica y, en nuestra opinión, necesaria.la-hija-oscura-pelicula-critica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí