Mónica Regueiro nació en Galicia, en concreto, en A Coruña. La gallega llega a la televisión pública con Diarios de la cuarentena, la primera serie realizada desde el confinamiento obligatorio a causa de la crisis del COVID-19. La actriz es licenciada en Publicidad y RRPP, además de compaginar su carrera actoral con su trabajo como productora y programadora. Además, estuvo de gerente y programadora en el mítico Teatro Lara. Actualmente, desde 2013, está al frente de la productora ProduccionesOFF, con obras tan conocidas como "Los hilos del Vulcano", "Los miércoles no existen" o la adaptación teatral de "Todas las mujeres", versión de Daniel Veronese. Una de las últimas películas que ha realizado, como actriz, es "Llueven vacas", la cual se reestrenó en 2020, en marzo, con motivo del mes de la mujer.

En Cinemagavia hemos tenido la oportunidad de entrevistar a la actriz con motivo de su participación en Diarios de la cuarentena. Regueiro nos ha contado cómo se produjo su fichaje y cómo se siente al estar dentro de este proyecto. También nos ha hablado cómo encajó las críticas recibidas de forma negativa, previamente al estreno y cuál es para ella el significado de la serie. Luego, también nos ha hablado del famoso Apagón Cultural y cuál es su opinión sobre cómo se está gestionando la crisis del COVID-19 en la industria cultural. Por otro lado, nos ha hablado sobre "Llueven vacas" y la manera de crear un retrato diferente de la violencia de género. Por último, nos ha desvelado cómo está afrontando esta temporada como productora y cuáles son sus próximos proyectos durante la pandemia mundial.

Entrevista a Mónica Regueiro

Mónica Regueiro
Foto de Ana Mánez

Diego Da Costa/Cinemagavia: ¿Cómo te encuentras y cómo estas viviendo la crisis del COVID-19?

Mónica Regueiro: Supongo que, como todos, ¿no? Intentando hacerlo día a día, no pensar mucho en el futuro porque las cosas cambian cada día (Risas) y estar lo más tranquila posible, dentro de esa situación tan horrible que estamos viviendo y con cifras tan tremendas y con gente que lo está pasando mal. Es verdad que hay mucha gente que lo está pasando fatal, sobre todo, si tienes a alguien cercano enfermo o si has sufrido una pérdida de algún familiar o de algún amigo cercano… Pues, es muy complicado y muy duro.

Pero, dentro de esto, yo me considero afortunada porque no tengo ninguna persona enferma dentro de mi círculo más cercano. Intentando sacar la parte positiva de todo esto, que tiene una parte muy terrible, pero también es verdad que podemos sacar una lectura positiva de algunas cosas.

Foto de Mónica Regueiro en "Diarios de la cuarentena" (TVE)

Llegada a 'Diarios de la cuarentena'

D.D./CG: En tu caso, no ha significado una parada total, te estamos viendo en Diarios de la cuarentena, ¿cómo surgió este proyecto?

M.R.: Pues, de forma muy casual, por lo menos para nosotros. Yo lo que menos me esperaba es que, en estas circunstancias, iba a ser estar trabajando en casa. Hay muchas profesiones que permiten el teletrabajo, pero, desde luego, el de actriz o actor no es una de ellas, en principio (Risas). Así que sorprendidísima y feliz. La verdad es que nos llegó el guion a través de David Marqués, que es uno de los guionistas y directores junto a Álvaro Fernández Armero y, bueno, era una propuesta más en ese momento.

Creo recordar que llevábamos una semana o dos de confinamiento y es verdad que en ese momento empezaron a llegar propuestas de amigos, de gente cercana, porque es verdad que la profesión se ha activado rápidamente y ha intentado seguir generando contenido para entretener y para intentar hacernos olvidarnos un poco la situación en la que estamos metidos.

Mónica Regueiro
Foto de Ana Mánez

Mónica Regueiro, en pleno movimiento

D.D./CG: ¿Qué propuestas?

M.R.: Bueno, siempre desde el punto de: “A ver si os apetece…”, si me grabáis esto para Instagram o tal saludo para esta asociación, no sé qué foto con este hashtag… Y este proyecto llegó en medio de este aluvión. Yo no pensé en ningún momento que pudiese ir más allá. Es verdad que venía de parte de David Marqués, que es una persona con un montón de trayectoria, es uno de los guionistas de “Campeones”.

Te llega un guion, te dicen: “Es para grabar un piloto, si os apetece hacerlo, lo grabamos y me lo enviáis. Esto lo vamos a presentar a las teles”, pero siempre pensando que no iba a ir mucho más allá, porque se presentan muchos proyectos a teles. La gran sorpresa vino cuando tres días más tarde nos dicen que, efectivamente, han comprado el proyecto y TVE está interesada y que empezábamos a emitir en una semana. Entonces, fue todo vertiginoso y, desde luego, inesperado, la verdad.

Foto de Mónica Regueiro en "Diarios de la cuarentena" (TVE)

Humor en tiempos de COVID-19

D.D./CG: ¿De alguna manera era ayudar a la gente para evadirse de esta situación?

M.R.: Pues, yo espero que sí. Cuando emitimos el primer capítulo, la verdad que todo el feedback que tuvimos fue una maravilla. Hubo un aluvión de críticas en las redes sociales, antes del estreno, que era muy curioso, porque dices: “Estás criticando la serie, antes de que se estrene”. Venían de un sector muy concreto, creo yo y la verdad es que todo quedó en nada cuando estrenamos. La crítica de medios especializados nos apoyó muchísimo. Todas las críticas profesionales fueron súper buenas y después el mogollón de mensajes de gente feliz con la serie. 

Y lo que tú dices, que sirve, por lo menos, para que se puedan evadir durante un ratito de la situación tan grave que estamos viviendo y que muchas personas lo están pasando muy mal. Diarios de la cuarentena no tiene otro tipo de pretensión, es un humor blanco, que intentamos hacer desde el respeto máximo y desde la conciencia y consciencia de la situación en la que estamos. Pero, es verdad que solo con la mitad de los mensajes que hemos recibido de apoyo; mensajes de gente mayor diciendo que muchas gracias por la serie, que les había hecho olvidar durante un ratito toda esta situación tan extrema que estamos viviendo; pues, solo por eso, ya merece la pena.

Mónica Regueiro
Foto de Ana Mánez

El mensaje a Mónica Regueiro

D.D./CG: ¿Algún mensaje en especial?

M.R.: Yo recuerdo en concreto un mensaje de una sanitaria que decía que ella trabajaba en el hospital y que agradecía mucho las caras que veía en la gente, estaban sonriendo viendo la serie, porque por un ratito se consiguen evadir de lo que están viviendo. Entonces, creo que, además, es un acierto que esto sea en una cadena generalista, con acceso para todo el mundo.

Nos olvidamos a veces que hay gente que no ve plataformas de pago, que no tiene acceso a la televisión de pago. Entonces, creo que esto, en concreto, es para que lo pueda ver todo el mundo. Creo que es un acierto que TVE haya emitido algo así en estos momentos.

Foto de Mónica Regueiro en "Diarios de la cuarentena" (TVE)

La crítica a 'Diarios de la cuarentena'

D.D./CG: Hubo críticas antes de el estreno, ¿había miedo de que se pudiera llegar a pensar que, de alguna manera, se estaba banalizando la situación actual? Como se hace en modo de humor, muchas veces, puede haber una interpretación incorrecta 

M.R.: Exacto, el problema es que es una comedia y creo que tendría que ser todo lo contrario. Efectivamente, todos los temas del mundo, todos, absolutamente, se pueden tratar y se han tratado desde la comedia. El arte tiene esa característica, de poder tratar un tema muy profundo, desde un punto de vista muy diferente, que puede ser el mismo tema tratado desde la comedia, del drama, del suspense, del terror… Y estamos hablando del mismo tema y no por ello con menos profundidad. Entonces, creo que, además, en situaciones extremas como éstas, la comedia y el humor es muchas veces lo que nos salva del abismo.

Entonces, por qué no hacerlo si se hace desde el respeto y, además, tratando la situación en la que estamos viviendo con la domesticidad. Las situaciones que estamos viviendo, quién más y quién menos, en nuestras casas y en un montón de hogares españoles. Yo creo que eso es un poco lo que pasó con la emisión del primer capítulo, que, de repente, hubo muchísima gente que se ha sentido identificada y que se ven reflejados en situaciones que están viviendo ellos mismo. Yo creo que esa es la grandeza de la comedia, poder tratar temas complicados desde un punto de vista de humor. Siempre que sea con el respeto, yo creo que es un acierto.

Mónica Regueiro
Foto de Ana Mánez

La reivindicación de Mónica Regueiro

D.D./CG: Esta situación ha sido un duro golpe para la industria artística, hubo un Apagón Cultural, que dividió a la industria. ¿Tú qué opinas sobre esta medida?

M.R.: Mira, yo creo que es verdad que no era el momento de hacer un apagón cultural, en el sentido de dejar de generar contenido. Creo que es nuestra aportación y lo que podemos hacer desde nuestro sector para apoyar y ayudar en este momento a toda la sociedad, que es lo que necesitamos, apoyarnos los unos a los otros. Pero sí creo fundamental hacer visible la realidad del sector, porque creo que hay muchísima parte de la población que no es conocedora de esta realidad. Lo que les llega de la profesión son las luces, las alfombras rojas, los grandes salarios y los megaéxitos y eso es la realidad de muy poquitos. La realidad de nuestro sector es que más del 90% no puede sobrevivir con su trabajo artístico, tiene que apoyarse de otros trabajos.

Su salario como artistas no llega a lo 12 mil euros anuales, eso es la gran parte de la realidad de más del 90% del sector. Otro tanto está parado continuamente, ni siquiera está trabajando como actor, actriz, guionista, director o como lo que sea a lo que se dedique dentro del sector de la cultura. Después, hay un gran porcentaje de gente, que, aún trabajando, trabaja en condiciones muy malas, paupérrimas, sin contratos o con contratos basuras, o con interinidad altísima. Es decir, somos un sector muy volátil, que no nos podemos acoger a las ayudas generales del Estado, porque no nos podemos acoger a un ERTE, no recibimos paro…

Mónica Regueiro
Foto de Danniel Rojas

La realidad artística

D.D./CG: ¿Es complicado?

M.R.: En la mayoría de los casos, porque tardamos muchísimo tiempo en cotizar lo suficiente, porque es trabajo con mucha intermitencia y una inseguridad constante… Las condiciones de trabajo muchas veces, aunque sí haya contrato, son muy malas y con unos salarios ridículos. A veces, incluso, pagas por trabajar en salas pequeñas, donde hay muy poco aforo, pero como lo importante es que tu trabajo se vea y estar en activo, aceptas ese tipo de condiciones. Entonces, creo que esta realidad del sector no la conoce mucha gente, que cree que somos unos privilegiados, lo tan manido de que vivimos de las subvenciones, etc.

Creo que eso sí hay que decirlo, sobre todo, cuando un ministro de Cultura hace las declaraciones que hizo en su momento, que creo que ya se ha retractado y que parte del Gobierno