En 1975, Milos Forman estrenó la película Alguien voló sobre el nido de cuco. El filme se alzó con cinco Premios Óscar, y nos dejó un Jack Nicholson que se ve soberbio en su papel. Sin embargo, el personaje de Ratched, una de las enfermeras del psiquiátrico interpretada de manera fabulosa por Louise Fletcher, será la protagonista de esta ficción. No es de extrañar que dicho personaje se haya ganado la atención de sus creadores, Ryan Murphy y Ewan Romansky.

El personaje de Ratched resultaba muy llamativo, conseguía sacar de sus casillas al propio espectador, que incluso llegaba a cogerle tirria, pero, sin ninguna duda, es un personaje para admirar. Así es como este 18 de septiembre Netflix estrena el primer gran proyecto de Ewan Romansky, Ratched. Una serie en la que Sarah Paulson se mete en el papel de la joven, pero inquietante enfermera.



Crítica de ‘Ratched’

Ficha Técnica

Título: Ratched
Título original: Ratched

Reparto:
Sarah Paulson (Mildred Ratched)
Jon Jon Briones (Dr. Richard Hanover)
Judy Davis (Betsy Bucket)
Harriet Sansom Harris (Ingrid)
Cynthia Nixon (Gwendolyn Briggs)
Finn Wittrock (Edmund Tolleson)

Año: 2020
Duración: 50 min.
País: EE.UU
Director: Ryan Murphy, Michael Uppendahl, Nelson Cragg, Jennifer Lynch, Daniel Minahan, Jessica Yu
Guion: Evan Romansky (creador), Ryan Murphy (creador), Ian Brennan, Jennifer Salt.
Fotografía: Simon Dennis, Nelson Cragg, Blake McClure
Música: Mac Quayle
Género: Crimen. Drama. Misterio
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Ratched

Sinopsis

En 1947, Mildred Ratched empieza a trabajar de enfermera en un prestigioso hospital psiquiátrico. Detrás de su elegante fachada, se esconde un fondo cada vez más oscuro. (Neftlix)



La vuelta de Ryan Murphy y su equipo

Ratched se presenta como el próximo proyecto en el que Ryan Murphy mete su mano. El director y guionista lleva a sus espaldas numerosas ficciones conocidas. Entre ellas destacamos la más popular, American Horror Story (crítica de la temporada 7 AQUÍ, crítica de la temporada 8 AQUÍ), no obstante, no podemos dejar sin nombrar otras series como GleeThe politicianPose o la estrenada este mismo año y que cuenta con 12 nominaciones en los EmmysHollywood.

Sin embargo, Ryan Murphy únicamente lleva a cabo la dirección de los dos primeros episodios de la nueva ficción de Netflix. El peso de la dirección se reparte con otros cinco directores más que ya trabajaron anteriormente con él repartiéndose el peso de distintas ficciones. Michael Uppendahl es uno de ellos, quien trabajó en American Horror Story y HollywoodTambién destacamos a Nelson Cragg, Jennifer Lynch, Daniel Minahan y Jessica Yu. Estos también trabajaron con él en la reciente Hollywood, y en algún episodio de American Horror Story en la dirección.

Ratched
Copyright Saeed Adyani/Netflix

Un piloto deslumbrante

Ratched comienza con un primer episodio, el episodio piloto, que brilla magníficamente, quizás el mejor de la temporada. Lo primero que llama la atención es la dirección artística, esa representación de época, esos colores vivos y vibrantes etc. Desde el comienzo se conforma un homogéneo estilo para la ficción. Llamativo, con encanto, y muy laborioso, el mérito se lo llevan Mark Robert Taylor y Alexander Wei.

Sin embargo, no es lo único que destaca, la forma en la que todo gira alrededor del personaje interpretado por Sarah Paulson es magnífica. En este primer episodio el centro de atención se pone en Ratched, se ensalza de una manera increíble el personaje, con esos seguimientos que hace la cámara, con los planos contrapicados para ensalzar la figura, o la maravillosa interpretación de la actriz protagonista en este primer episodio. Sarah Paulson otorga grandeza a su personaje, fuerza, ingenio, y una frialdad emocional única. Ese enfrentamiento de una personalidad fría, pero a la vez cálida se exterioriza de manera magnífica en la interpretación de la joven enfermera. Desde el minuto uno Sarah Paulson se hace con su personaje de manera sublime.

También en el primer episodio se hace destacar la dirección con unos elegantes y precisos movimientos de cámara, y una muy buena fotografía. No obstante, lo que más reluce es el guion. Este fluye de manera muy orgánica, conforma un inicio ágil e intrépido que rebosa de ingenio. Además, culmina con un potente y vertiginoso clímax que se luce con un buen empleo del recurso de la pantalla dividida. Algo que seguirá utilizándose de manera acertada en el resto de los episodios.

Sarah Paulson
Copyright Saeed Adyani/Netflix

La historia de Ratched

El piloto de esta ficción deja las expectativas altas para el resto de este viaje. Sin embargo, los siguientes episodios no llegan a cumplir totalmente. Para nada son malos, la verdad es que la serie en el ámbito técnico destaca por un óptimo trabajo, además, la serie se disfruta bastante, y mantiene un buen ritmo de conflictos y giros de guion que renuevan continuamente la trama. No obstante, la historia se asienta quizás demasiado y en aspecto del guion pierde algo de la fuerza que veíamos en el piloto.

Por un lado, la trama parece centrarse más en la vida sexual y amorosa de la doctora que en otros ámbitos que deberían de relucir más. Por ejemplo, como el paciente Edmund Tolleson, las historias de otros pacientes, o Ratched como enfermera. Es cierto que el tema sexual de la vida de Ratched se lleva bien, por poner alguna pega el comienzo parece algo rápido y falta un poco de desarrollo, pero por lo general se realiza adecuadamente. Sin embargo, quizás deberían haber buscado un mejor equilibrio entre las distintas tramas a tratar, el resto son muy interesantes, y hubiera sido de agrado ver un poco mejor la faceta de Ratched como enfermera. Creo que se le dedica demasiado al apartado de su vida sexual y amorosa, cuando no es la más interesante de las tramas.

Ratched
Copyright Saeed Adyani/Netflix

Un guion que hay que pulir

La serie comienza con mucha fuerza, derrocha energía, y Ratched toma un carácter que parece ser imponente. Se percibe mucha fuerza también en algunos de los otros personajes, pero al final esta acaba perdiéndose en cierta medida. En el guion acaban siendo menos frecuentes los desafíos entre personajes, y perdemos potentes diálogos que enfrentan a los personajes, como el del melocotón, que resulta absurdamente potente.

Asimismo, hay irregularidades en el guion, errores significativos como que una puerta se cierre con llave encerrando a alguien, pero luego esa misma puerta se abra desde dentro sin necesidad de llave. Además, esto es un problema cuando sucede en la resolución de un conflicto de bastante importancia. El espectador se siente impotente, sin entender como no se dieron cuenta del error. Con lo fácil que hubiera sido no cerrar la puerta con llave…

Además, el arco de algunos personajes como el de Betsy Bucket se siente demasiado incoherente. Betsy Bucket está realmente bien interpretada por Judy Davis, al comienzo de la ficción se siente como un personaje potencialmente grande y desafiante que no va a poner las cosas fáciles a Ratched. Sin embargo, se desinfla como un globo, se esfuma toda esa fuerza, madurez y desafío del comienzo, y casi parece dar lugar a un comportamiento adolescente, se convierte en alguien bastante manipulable, para luego volver a ser lo que era antes. Es un personaje que se encuentra en una montaña rusa que desentona en su transcurso. Es un personaje realmente potente, pero se siente desaprovechado.

Judy Davis
Copyright Netflix

Los numerosos giros de guion

La ficción cuenta con ocho capítulos de aproximadamente 50 minutos cada uno. Tiene buenos giros de guion, continuamente nos enfrentamos a algo nuevo, y la tensión que generan estos es única. A ver quién se atreve a quitar la mirada de la pantalla. Muchas veces utilizará la pantalla dividida, haciendo así que recibamos más estímulos sensoriales, creando una sensación mayor de velocidad y ansiedad. Sumándosele una banda sonora que incrementa óptimamente nuestras emociones.

Hay un doble juego en el episodio cinco que se le da a conocer al espectador antes que a la protagonista. Esto hace que el espectador se mantenga atento, nervioso, esperando el momento, viéndolo venir sin poder despegarse de la pantalla. Cualquier otro hubiera decidido realizar ese giro de guion sin avisar previamente al espectador del plan, sorprendiéndolo a la par que la protagonista. Sin embargo, ese aviso con antelación supone colocar al espectador en un estado de atención y nerviosismo que se disfruta notablemente.

Como dijo Hitchcock en una entrevista con François Truffaut en la que explicaba la diferencia entre la sorpresa y el suspense, si tenemos a una pareja que va a un restaurante a cenar donde tienen ya reservada la mesa, una mesa que debajo tiene una bomba colocada, solo podemos hacer dos cosas. Uno, enseñar que tienen una bomba puesta debajo con una cuenta atrás, manteniendo al espectador en vilo durante varios minutos mientras los personajes conversan. O, por el contrario, podemos no enseñarla y sorprender al espectador durante quince segundos con su explosión. Por lo tanto, se agradece que, en este giro de guion, se opte por la primera opción.

Ratched
Copyright Saeed Adyani/Netflix

Personajes

Ratched

Como dije anteriormente, el personaje de Ratched está muy bien interpretado por Sarah Paulson. Desde el primer episodio lo interpreta con garra, y hace suyo el personaje. Le otorga un gran estilo, y sabe exteriorizar brillantemente el mundo interior de nuestra protagonista. Además, a nivel emocional consigue transmitir lo justo y necesario, sin tampoco empalagar al espectador. Además, la premisa de la que partimos, que es conocer cómo Ratched se convierte en la enfermera de la película de Alguien voló sobre el nido de cuco, resulta muy llamativa.

Si bien, es cierto que solo se dan pinceladas en esta primera temporada del pasado de la enfermera, todavía falta camino por recorrer. Las pinceladas que se nos dan son tan pocas que resultan muy satisfactorias. Además, una de estas nos deja la que es para mí una brillante escena en la serie, la de las marionetas. Una escena fantástica que se disfruta un montón, un montaje impecable, y un ingenio que es de aplaudir. Me pareció una muy buena forma de darnos esa porción del pasado de Ratched. Sarah Paulson en esa escena está impecable.

El resto de los personajes

Por otro lado, tenemos al doctor Richard Hanover, interpretado por Jon Jon Briones. Un personaje que resulta muy interesante, con una subtrama muy llamativa. Una pena que la resolución de su conflicto se ensucio por algunos fallos de guion. Es un personaje bien interpretado, y que exterioriza ese conflicto de tomar las riendas de su vida. Aunque es muy manipulable, pero en este caso la manipulación tiene sus razones de peso. Su arco está muy marcado por la vocación de doctor, y es ahí donde residen los buenos cimientos del personaje que se llevan hasta el límite.

También tenemos al personaje de Charlotte Wells, una paciente con trastorno de personalidad muy bien interpretada por Sophie Okonedo. Nada más aparecer en pantalla se ve que es un personaje con potencial que explotar, y así se demuestra en la ficción. Es una agradable sorpresa como se utiliza este personaje en la serie.

Para terminar, quería hablar del personaje de Dolly, interpretado por Alice Englert. Es un personaje que al principio parece que no tiene mucho que dar, pero sorprenderá. Tiene una evolución bien llevada, en la que se van dejando miguitas de pan hasta que llega uno de los giros de la serie. Alice Englert interpreta muy bien al principio un personaje que parece una mosquita muerta, para luego cambiar progresivamente a un tono interpretativo más oscuro y obsesivo.

Una cosa que sorprende de la serie y del guion es la forma de descubrirnos facetas de los personajes que no conocíamos. Parece que no tienen nada que ocultar, pero lo cierto es que sí, así es como el guion nos sorprende satisfactoriamente en numerosos momentos jugando con algunos secretos que guardan nuestros personajes.

Sarah Paulson
Copyright Netflix

Dirección fotográfica

Sin ninguna duda, la fotografía de Ratched destaca por conseguir un resultado óptimo. La preciosa gama de colores y el estilo que conforma la cinta se mejora con unos buenos encuadres y novedosas tomas. A lo que se le suman los elegantes movimientos de cámara y destacamos la realización en ocasiones de perfectas transiciones. La serie en el aspecto técnico constituye un apartado sobresaliente, buen montaje y edición, buena dirección, buena fotografía, y una banda sonora que, si bien quizás no es demasiado llamativa, pero destaca levemente y cumple a la perfección su función.

Tampoco quiero dejar sin comentar el uso que se le da al color verde y rojo, colores complementarios. Estos tiñen ciertas escenas avivando los sentidos del espectador, el rojo crea tensión y advierte que algo malo ocurre, mientras que el verde genera conflicto y advierte que un cambio está por venir. De esta manera en el primer episodio, Ratched ve algo que no debería ver, la escena se tiñe de verde como queriendo mostrar el interior psicológico de la enfermera. Poco después descubriremos lo que estaba maquinando.

En el apartado fotográfico, cabe destacar el trabajo de Simon Dennis, Nelson Cragg y Blake Mclure. Todos especialistas en la materia que han trabajado en ficciones de renombre. Por ejemplo, Simon Dennis ha sido director de fotografía en algunos capítulos de Peaky Blinders, o Hollywood. Nelson Cragg lo ha sido en American Crime Story, American Horror Story Homeland. Y, por otro lado, Blake Mclure también trabajó en Hollywood o Miracle Workers.

Ratched
Copyright Saeed Adyani/Netflix

Conclusión de Ratched

Ratched es el primer proyecto serio del guionista Ewan Romansky, que trabaja junto a Ryan Murphy. Este proyecto nos permite conocer más a la enfermera de Alguien voló sobre el nido de cuco. Un trabajo que luce notablemente bien, buena dirección, buena fotografía y buenas interpretaciones. No obstante, el guion debe pulirse un poco mejor en algunos aspectos, tratando de buscar un mejor equilibrio entre las tramas, y cuidando más ciertos personajes, ya que estos son muy interesantes.

La serie tiene una capacidad de engancharte que resulta muy atractiva, nunca llegas a sentir que ya lo has visto todo, asimismo, nunca se siente pesada o aburrida. Es una serie fresca, inteligente y bien realizada, pero con aspectos a mejorar. Un trabajo de Netflix donde se deja ver la seriedad con la que se han tomado el producto. Terminas un episodio y estas deseando ver el siguiente, también en parte por esa forma que se tiene de terminar los capítulos.

En contraposición al resto de la serie, decepciona un poco esa segunda mitad del episodio final, se siente un poco débil, y se limita únicamente a plantear un conflicto para la próxima temporada de la ficción, que supongo que llegará para 2021. Espero que la segunda temporada nos muestre más la evolución del personaje de Ratched a tal y como la conocemos, y las razones de por qué es así, ya que poco se deja ver en ese aspecto en esta primera temporada. Aunque lo que deja ver es magnífico, esperamos conocer más.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí