Otra de las obras presentadas en el Teatro Cervantes durante la 39ª Edición del Festival de Teatro de Málaga es la obra Rita, la dolorosa dificultad de perder a nuestros seres queridos.

La pareja formada por Carlos Hipólito (Toni) y su esposa Mapi Sagasta (Julia), interpretan a dos hermanos en la ficción, quienes en clave de humor y de una manera deliciosa, comparten con los espectadores mucho alimento para digerir.

Escrita por Marta Buchaca, quien combina de manera muy inteligente esta comedia dramática, convirtiéndola en entrañable y deliciosa. Dirige el joven argentino Lautaro Perotti, a quien habitualmente le interesan las relaciones entre la gente, entre la familia.

La fantástica iluminación, cercana a las sombras chinescas, está a cargo del experto Juanjo Llorens, galardonado con algunos prestigiosos premios, entre ellos los MAX. La escenografía y vestuario de Alessio Meloni, italiano de nacimiento, refleja su gran sensibilidad considerando la arquitectura escénica como algo poético.

Puedes leer también nuestra CRÍTICA de la obra Rita, de la temporada 2020-2021, pulsando AQUÍ.



Rita obra

Crítica de 'Rita'

Ficha Técnica

Título: Rita
Título original: Rita

Reparto:
Carlos Hipólito (Toni)
Mapi Sagaseta (Julia)

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Lautaro Perotti
Dramaturgia: Marta Buchaca
Diseño de iluminación: Juanjo Llorens
Escenografía y vestuario:
Alessio Meloni
Ayudante de dirección:
David Blanco
Ayudante de producción:
Sara Brogueras
Diseño de Sonido: Diego Perezagua
Coordinación Técnica: Pilar Dios
Producción ejecutiva:
Elisa Fernández
Comunicación:
Pepa Rebollo
Dirección de producción:
Miguel Cuerdo
Fotografía:
Javier Naval
Producción: LaZona

Entrevista a Carlos Hipólito y Mapi Sagaseta por 'Rita'

Sinopsis de 'Rita'

Julia y Toni son hermanos. Ella es incapaz de tomar decisiones y él, en cambio, parece que lo tiene todo muy claro. Pero cuando llega el momento de que Toni tome una decisión clave, su seguridad personal se desvanece. Julia, que para decidir sobre lo que deben hacer los otros no tiene problema, tiene muy claro cuál es la decisión que debe tomarse.

Rita es una comedia divertida y entrañable sobre la familia, sobre los hermanos, sobre el vínculo materno-filial, repleta de emociones, que aborda un tema trascendental con sentido del humor: la dificultad de «soltar» a las personas que queremos. (LAZONA TEATRO). 



Rita obra
Foto de Javier Naval

El peso del amor

Resulta siempre complicado tomar decisiones, todas acarrean consecuencias. Sin embargo, no tomarlas, adoptar un papel pasivo ante la vida y permitir que sean otros los que decidan por uno, tampoco es recomendable.

En la obra Rita, un corto y conciso nombre femenino, se da la disyuntiva, dolorosa, de zanjar el sufrimiento de un ser querido (eutanasia) o dejar que se vaya apagando poco a poco su vida. Aunque este asunto apenas se debate al respecto y los términos están exentos de controversia.

Se trata en realidad de las relaciones fraternales, familiares, en las que la madre, inevitablemente, ha influido en el carácter de los dos hermanos. Se suele decir que los progenitores quieren a sus hijos por igual, y seguramente será así, pero con ciertas salvedades.

Mientras Julia manifiesta una cercana complicidad hacia su madre y se aferra a no perderla nunca, su hermano, Toni, siente que siempre hubo una insalvable brecha entre quien le dio la vida y él.

De lo que no hay duda es de que la relación de ambos hermanos es excelente, demostrando una admirable confianza a la hora de abordar los asuntos personales escabrosos de cada uno. Quizás el mérito haya sido de esa madre severa y tierna a la vez.

Teatro Cervantes
Foto de Javier Naval

El tránsito de la vida

Otro rasgo importante en Rita es el sentido del humor. Como en la vida misma, tan necesario para digerir mejor los malos tragos, el humor resulta como un bálsamo y le resta drama al dolor.

Perder a nuestros seres queridos no es fácil, claro que no es fácil. Bien se trate de un inocente animal de compañía que forma parte como uno más de la familia, bien de la propia madre. A simple vista parecen sentimientos incomparables, pero en el fondo no lo son tanto.

Ambos seres forman parte de un regalo. Un regalo que consiste en conservar emotivos y entrañables recuerdos. De la madre, con sus luces y sus sombras, pero siempre profundos y de agradecimiento. Y de una perrita, porque es un animal noble y fiel, que no entiende de miserias humanas, siempre demostrando su más sincero afecto.

Rita obra
Foto de LaZona Teatro

Conclusión

Una exquisita obra llena de sensibilidad sobre temas actuales. La obra Rita despierta sonrisas y alguna que otra carcajada con los inteligentes diálogos y la magistral interpretación de sus protagonistas Carlos Hipólito y Mapi Sagaseta.

Con un sencillo escenario, se traslada al público desde una solitaria habitación de una residencia de ancianos, pasando por la consulta de Julia en un hospital, a la casa familiar donde tantos recuerdos se hallan encerrados en los numerosos altillos.

Incluso abordando temas dolorosos como la enfermedad y la muerte, deja un sereno poso de esperanza y buen sabor de boca. En ningún momento intenta dar respuestas o terminar con una moraleja, cada espectador se hace una idea propia ante los temas tratados.

El final, con la famosa canción de Frank Sinatra, "Fly me to the moon", te hace sentir bien, desear volar hasta la luna de la mano de un ser querido.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anterior"Una costilla sobre la mesa: Padre" cierra la dupla sobre la pérdida de Angélica Liddle en los Teatros del Canal
Artículo siguiente"Ozark" (temporada 4 Parte 1): empieza el final
Tras una gran parte de mi vida viajando por Europa y ejerciendo de Guía Turística, considero que ha llegado el momento de contar otras historias. He publicado dos novelas tituladas "Más que palabras" y "Al otro lado del tiempo", escribiendo la cuarta en la actualidad y preparándome para Guionista Literario. Sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado...y no es infinito, por eso, procuro aprovechar todas las oportunidades que se presenten.
Una exquisita obra llena de sensibilidad sobre temas actuales. Despierta sonrisas y alguna que otra carcajada con los inteligentes diálogos y la magistral interpretación de sus protagonistas Carlos Hipólito y Mapi Sagasta. Incluso abordando temas dolorosos como la enfermedad y la muerte, deja un sereno poso de esperanza y buen sabor de boca. En ningún momento intenta dar respuestas o terminar con una moraleja, cada espectador se hace una idea propia ante los temas tratados. El final, con la famosa canción de Frank Sinatra, "Fly me to the moon", te hace sentir bien, desear volar hasta la luna de la mano de un ser querido.rita-obra-critica-teatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí