Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud) es un film estadounidense de corte independiente dirigido por Brett Haley (Violet y Finch, The Hero), el cual también firma el guion junto a su colaborador habitual Marc Basch. Se trata de una comedia dramática sobre un padre y una hija, con distintas formas de afrontar sus vidas, que se unen en un dúo musical.

Está protagonizada por Nick Offerman (Devs, Lucy in the Sky), Kiersey Clemons (Z, Antebellum), Ted Danson (Cheers, The Good Place), Toni Collette (Hereditary, Puñales por la espalda), Sasha Lane (La (des)educación de Cameron Post, Cuentos asombrosos), Blythe Danner, Quincy Dunn-Baker, Alex Reznik y Andrea Morales. La película se estrena en España directamente en VOD a través de Netflix el día 25 de Julio de 2020.



Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud)

Crítica de ‘Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud)’

Ficha Técnica

Título: Ritmos del corazón
Título original: Hearts Beat Loud

Reparto:
Nick Offerman (Frank Fisher)
Kiersey Clemons (Sam Fisher)
Ted Danson (Dave)
Toni Collette (Leslie)
Sasha Lane (Rose)
Blythe Danner (Marianne Fisher)
Quincy Dunn-Baker (Ryan)
Alex Reznik (El profesor Berg)
Andrea Morales (Estudiante)
Michael Abbott Jr. (Emcee)

Año: 2018
Duración: 97 min.
País: Estados Unidos
Director: Brett Haley
Guion: Brett Haley, Marc Basch
Fotografía: Eric Lin
Música: Keegan DeWitt
Género: Drama. Música
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud)’

Sinopsis

Un padre y una hija forman un dúo musical el verano antes de que ella se marche a la universidad.

Donde se puede ver la película



La última canción

Estamos ante una película sencilla y amable, de apariencia casi superficial, pero que sabe explorar sentimientos humanos sinceros sin caer en el sentimentalismo. El personaje protagonista de Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud) es Frank Fisher, un hombre adulto con corazón de Peter Pan, que al igual que el Rob Gordon de Alta Fidelidad (Stephen Frears, 2000), regenta una tienda de discos deficitaria. Pero el corazón de Frank no busca recuperar una antigua novia como quería Rob, en esta ocasión, un trágico accidente fue el que le arrebató el amor de su vida.

Pero la película no es un drama que explore el dolor de la pérdida. Frank es un inmaduro que se niega a crecer para no desprenderse de ese pasado que le une a la que fue su mujer y a todos los sueños de juventud que quedaron hechos añicos cuando murió. Siempre quiso formar una banda con ella, pero su único vínculo con el mundo de la música terminó entre los estantes de su tienda de discos. Su hija en común tiene un gran talento para componer y cantar, pero ella prefiere estudiar para ser cardióloga.

Las vidas de padre e hija llegan a una encrucijada. Ella está a punto de marcharse de la ciudad para estudiar en la Universidad. Él ha decidido cerrar la tienda de vinilos por estar en quiebra. Juntos componen la que podría ser una última canción que tendrá un éxito inesperado en las listas de Spotify.

Hearts Beat Loud)
Fotos de IMDB

La música es vida

Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud) es una película con sabor a cine indie, buenrollera y muy simpática. Tiene el encanto de las pequeñas cosas, de las que parecen carecer de importancia y terminan siendo fundamentales para comprender quiénes somos. En ese sentido, la película funciona como lo que quiere ser. No tiene mayores aspiraciones creativas, es como el estribillo rítmico de una canción. De esas a las que no prestas mucha atención, pero que la tonadilla se queda sonando en tu cabeza durante horas.

Tras esa apariencia de comedia desenfadada y trivial, se dejan entrever algunas reflexiones sobre la vida. Nos habla de luchar por ser quién queremos ser, de disfrutar el momento soltando el lastre del pasado, o de amar incondicionalmente a los que nos rodean. La relación paterno filial está bien establecida y elude los conflictos generacionales habituales. La química que surge entre Nick Offerman y Kiersey Clemons es evidente, ambos intérpretes brillan en la pantalla, especialmente cuando tienen que afrontar la composición e interpretación de sus canciones.

El aspecto musical es lo más destacado de la película. Si no eres muy aficionado a la música, esas escenas pueden resultarte largas o aburridas, pero si te gusta la música tanto como a mi (no importa cuál sea tu estilo musical preferido si de verdad sabes apreciar lo que significa la música), disfrutarás un montón con esas secuencias que muestran con detalle la creación de un riff de guitarra o un fondo rítmico de sintetizador.

Ritmos del corazón
Fotos de IMDB

Conclusión de ‘Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud)’

Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud) es una comedia dramática, dirigida por Brett Haley, que podría suscribirse dentro de la corriente del indie norteamericano actual. Con personajes entrañables y un amor ilimitado por la música, la película es un ejercicio de asombrosa sencillez que acaba cautivando y, por momentos, emocionando. Su secreto es no querer ser demasiado ambiciosa, ni tampoco caer en el sentimentalismo de postal cuando toca temas como el alzheimer o la muerte.

Tiene un reparto excelente encabezado por Nick Offerman y Kiersey Clemons, que también interpretan las estupendas canciones de la película compuestas en su mayoría por Keegan Dewitt. Cuenta igualmente con secundarios de lujo como son un divertido Ted Danson, una espléndida Toni Collette o una tierna Blythe Danner, así como la figura emergente de la joven Sasha Lane.

Ritmos del corazón (Hearts Beat Loud) es una película pequeña que no pasará a la historia del cine, pero que puede hacerte pasar un rato agradable, especialmente si te gusta la música. Se podría decir que es cine realista contado en formato de cuento o, si se prefiere, con la entonación del estribillo de una canción popular.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí