Estoy seguro de que si te lanzo el nombre de Jim Cummings, más bien te dice poquito. Y es normal. Hace unos pocos días yo también me habría extrañado. Pero creéme si te digo que ahora quiero saber más de él, interesarme por él, incluso darle un abrazo. Algo en su obra me ha conmovido sobremanera. Y no solo a mí, si no también a la gran mayoría de su público y crítica. Este 16 de junio, Movistar traerá a nuestras pantallas Thunder Road, la inusual película de Jim Cummings, sobre un policía texano que tras la muerte de su madre, ve cómo su mundo se desmorona.



Thunder Road

Crítica de ‘Thunder Road’

Ficha Técnica

Título: Thunder Road
Título original: Thunder Road

Reparto:
Jim Cummings (Oficial Jim Arnaud)
Kendal Farr (Crystal Arnaud)
Nican Robinson (Oficial Nate Lewis)
Jocelyn DeBoer (Rosalind Arnaud)
Chelsea Edmundson (Morgan Arnaud)
Macon Blair (Dustin Zahn)
Bill Wise (El capitán)
Ammie Masterson (Celia Lewis)
Jordan Ray Fox (Oficial Doug)
Frank Mosley (Vagabundo)
Jacqueline Doke (Jocelyn)
Chris Doubek (Chico en un buen traje en bicicleta)
William Kevin Olliff (Chris)
Tristan Riggs (Tony)

Año: 2018
Duración: 92 min.
País: Estados Unidos
Director: Jim Cummings
Guion: Jim Cummings
Fotografía: Lowell A. Meyer
Música: Jim Cummings
Género: Comedia dramática
Distribuidor: Movistar

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Thunder Road’

Sinopsis

La historia de Jimmy Arnaud, un policía de Texas que hace todo lo que puede por educar bien a su hija. Un retrato tragicómico de los Estados Unidos a la deriva.



Preámbulo

La cinta fue concebida en sus inicios como corto (del que hablaremos ahora a continuación), y tras el espectacular recibimiento que tuvo, Jim emprendió la creación del largometraje del mismo nombre, que se llevó a cabo durante el 2018. Con tan solo 200.000 dólares de presupuesto, consiguió recaudar 354.651 dólares. Pero lo más importante, consiguió que la gente aplaudiera una obra tan original como inteligente.

Antes de realizar esta película, Cummings trabajó para la productora College Humor, en la cual se sintió en cierto modo atrapado creativamente. Entonces, decidió iniciar una campaña de Kickstarter, con la que consiguió financiar su cortometraje, Thunder Road, el cual escribió, dirigió y protagonizó él mismo. El corto se presentó al mundo en 2016, en el Festival de Sundance, donde obtuvo el Gran Premio del Jurado en la sección de cortometraje. Con este aclamado éxito que ni él remotamente esperaba (ya que colgó su corto en Vimeo esperando que pasara sin pena ni gloria), se lanzó 2 años después con otra campaña de crowdfunding, con la cual emprendió la creación del largometraje del que hoy hablaremos: Thunder Road.

Thunder Road
Copyright Paname Distribution

Cortometraje

El largometraje del 2018 comienza con la misma secuencia que podemos observar en su cortometraje base de casi 13 minutos. Coincidirá en muchas cosas, pero no en todas. Todo el corto se filmó en una toma, como un plano secuencia. Esto, según las palabras de Jim, que fue quien dirigió la cinta, se hizo para que el espectador se sintiera partícipe de la acción, que sintiera que estaba allí mismo. Con una cámara lenta y pausada, que se acerca progresivamente a nuestro personaje. 

Nuestro querido Jim (que es el propio Jim Cummings), está en el funeral de su madre (es el único de los tres hijos en acudir al funeral). Y, lo que a todas luces, parece un hijo dando sus últimas palabras a su madre, se convierte en un acto de patetismo, que irremediablemente nos atrae y nos hace pegarnos a la pantalla. Y en la que acaba haciendo una performance de Bruce Springsteen, de Thunder Road, la canción preferida de su madre. Las caras del público son de desconcierto, igual que las nuestras. 

Más allá del cortometraje

En el cortometraje ya se va perfilando el personaje que nos íbamos a encontrar 2 años más tarde. El de un policía y padre de familia inestable, al que ni su propia hija parece entender, y que está distanciado (que no separado) de su mujer.

Este corto me recuerda en cierto modo a un capítulo de Bojack Horseman, el capítulo 6, de la temporada 5. En este capítulo, Bojack da un discurso en el funeral de su madre (que al final del capítulo descubrimos que se equivocó de sala, y estaba en otro funeral), donde no llega a estos extremos de Jim, pero si da lugar a un humor negro y arrepentimiento que podemos ver entre líneas en este corto, y que sin duda se desarrollaría en el largometraje.

No todo es igual

Como he comentado, la primera secuencia del largo Thunder Road de 2018, no es igual a la del corto de 2016. Es aún mejor si cabe. Más surrealista, y más patética (con el reproductor de música que ya ni siquiera reproduce Thunder Road). 

Lo que sí es idéntico, es la forma en que se grabó. Todo en un plano secuencia. Lo que no deja dudas de uno de los grandes puntos de la película. Jim es un grandísimo actor. Y su actuación es estelar

Después de esta primera secuencia tan pausada, ya sí encontramos más acción. Al fin y al cabo su trabajo de policía lo requiere. Y el director usó más cámara en mano, con bastantes más cortes. Aunque eso no quita, que muchas de las escenas de la película se siguieran rodando en largos planos sin corte. 

También encontramos gran cantidad de primeros planos, y aquellos planos que nos conducen al rostro de nuestro querido Jim. Ya que toda la película se va a sostener sobre sus emociones y sentimientos. La gestualidad de su rostro desconcertado es esencial. No solo para entender al personaje, sino para hacer más partícipe al espectador de la acción, intentando activar el lado más emocional de la audiencia.

La fórmula corto y el género

Muchos directores ya usaron esta fórmula de empezar con un corto, y ante el repentino éxito, lanzar el largometraje. Lo hizo Damien Chazelle con Whiplash, y, más recientemente, Rodrigo Sorogoyen, con Madre.

Thunder Road es una tragicomedia. Tiene una historia trágica, en la que un tipo ve como desde el funeral de su madre su vida acaba por desmoronarse. Cómo el distanciamiento hace un año con su mujer le destrozó, y el comportamiento de su hija hacia él, lo desconcierta y hunde. Y por si fuera poco, le van a quitar la custodia de su hija y le despiden de su trabajo. Dicho así, esto es muy trágico. Y si la película se quedará aquí, sería mucho menos interesante de lo que es. Pero Jim recubre la película de momentos cómicos. Un humor negro, que no hace reir a carcajadas, pero que sí dosifica la tensión, hace esbozar una sonrisa al espectador y nos permite reflexionar

De nuevo, remito a Bojack Horseman, es su humor. Un humor entre tanta tragedia. Un humor por momentos macabro. Por ejemplo, en Thunder Road uno de los momentos cómicos, y a su vez más trágicos, es cuando Jim dice que confundió a la nevera con un ladrón. Sabemos que la confundió porque ha tocado fondo y estaba borracho. Pero no deja de hacernos gracia. 

Thunder Road
Copyright Vanishing Angle

Jim y Thunder Road

Jim es una buena persona. Es un tipo que no sabe lidiar con su vida emocional. Una vida que parece que se lo va a comer. Pero él siempre intentará hacer las cosas lo mejor posible. Su ex mujer lo repudia, su hija lo repudia y hasta su jefe parece no tenerle estima. El único personaje que intenta comprenderlo, es su compañero de trabajo, el oficial Nate (Nican Robinson). Y, como no, su ya fallecida madre. La única que de verdad parecía entenderlo en toda su dimensión

Con todo esto, parece claro. La película nos pide a gritos que nos apiademos de él. Que lo queramos. Que cada vez le queda menos por lo que luchar, y necesita a alguien a su lado. 

Y en cada escena se va reafirmando que es un buen padre, una buena persona. Porque a fin de cuentas, esta es una película sobre relaciones. Y especialmente sobre relaciones filiales. Comprendemos en muchas escenas que Jim es un padre dedicado, que realmente quiere conocer a su hija. Como en la que se pasa toda la noche practicando las palmadas, para que así observe su hija que se preocupa por ella.

Thunder Road
Copyright Vanishing Angle

Referencias en Thunder Road

He captado algunas referencias en esta película, que me han recordado a otras cintas. Aparte de las citadas sobre Bojack Horseman, también la forma magistral que tiene Jim de marginar al personaje en el cuadro, y aislarlo. Recuerda en cierta medida al trato que se hace del personaje de Joaquin Phoenix en Her. En algunas escenas especialmente, con Jim yendo a contracorriente, perdido y pensativo. Con la película haciéndonos reflexionar sobre la soledad del personaje, y sobre lo difícil que es gestionar bien los sentimientos

Otra relación, esta vez a una película más reciente, es la escena de los abogados intermediando en la separación, que irremediablemente nos evoca a Historia de un matrimonio. Donde los malos realmente son unos abogados, que quieren intoxicar las buenas maneras de nuestros protagonistas. En este caso, de nuevo, observamos la buena voluntad de nuestro protagonista, que no quiere dejar a su hija sin ver a su madre. Lo que escandaliza a una abogada bastante alejada de nuestro protagonista. Y que, como el resto de personajes, complementa a Jim, y lo perfila aún más, para que los espectadores se encariñen más con él. 

Thunder Road
Copyright Paname Distribution

Escenas memorables y un director con futuro

El hombre ante la odisea de los sentimientos. Y esto se observa en la que para mí es la escena cumbre de la película, en la que nuestro personaje desciende definitivamente a los infiernos. Es la escena en la que le despiden de la policía y narra ante sus  excompañeros (y ante los espectadores) todo lo que le ha conducido a tal declive. Su separación, la custodia de su hija… La escena es de una fuerza dramática e interpretativa, que no hace otra cosa que dejar atónito al espectador. 

Es la escena cumbre de un director con un futuro prometedor. Del que tendremos que hacer un seguimiento exhaustivo, y del que desde CinemaGavia nos comprometemos a seguir su rastro.

Conclusión de Thunder Road

Una cinta de mucho nivel, que sin ser una obra maestra, deja destellos de genialidad. El balance entre comedia y tragedia es memorable. Y la actuación de Jim es maravillosa. Es imposible no empatizar con un personaje que aborda tantos temas peliagudos de una forma tan peculiar.

Así que, suplico al lector, que de una oportunidad a una de las cintas más excéntricas, profundas e interesantes que probablemente hayan llegado a nuestras pantallas en mucho tiempo. 

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí