Creación Guiones

Carlos Mesa y Víctor Páez vuelven a formar tándem, después del éxito obtenido con "La noche del año", junto con Marina Muñoz. En esta ocasión, se introducen en una velada alocada, considerada una comedia BDSM. Desátame es la nueva producción de la compañía Opción Teatral, que tuvo su estreno el pasado 19 de junio de 2021 en los Teatros Luchana. Además de Páez, Muñoz y Mesa, la obra cuenta con un reparto de infarto, capitaneado por la actriz Vinila Von Bismark, que actúa junto a Zoraida Ballesteros, Lara Palma y Pablo Serna. Se puede disfrutar los sábados y domingos a las 22 y 21 horas, respectivamente, en los Teatros Luchana.



Desátame

Crítica de 'Desátame'

Ficha Técnica

Título: Desátame
Título original: Desátame

Reparto:
Vinila Von Bismark (Ama)
Pablo Serna (Abel)
Lara Palma (Soraya)
Zoraida Ballestros (Lola)

Duración: 75 min. apróx.
Dirección: Víctor Páez y Marina Muñoz
Dramaturgia: Carlos Mesa
Producción: Compañía Opción Teatral

Tráiler de 'Desátame'

Sinopsis de 'Desátame'

¿Quieres convertir una noche romántica de hotel en un verdadero infierno? Aquí tienes la receta para este disparatado cóctel:

Como base, ponemos el apetito sexual, echa bastante, no nos vayamos a quedar cortos. Añadimos una pizca de mentiras. Y coronamos con una dominatrix muy diestra en el arte de la sodomía.

Aunque si solo de leerlo te entra un poco de vértigo, ¿quieres saber cómo evitarlo? Muy sencillo: leyendo la letra pequeña. Porque a veces el ‘todo incluido’ puede traernos un aluvión de mordazas, látigos y dildos…

¿Preparados para comenzar el juego? Esto es Desátame. (TEATROS LUCHANA).



Desátame
Foto de Opción Teatral

Donde caben dos, caben tres, o más…

Después del éxito de “La noche del año”, Carlos Mesa regresa al género teatral con Desátame, una comedia BDSM que sigue la estela de su anterior espectáculo. A diferencia de su anterior pieza teatral, en esta ocasión, lo aborda desde una perspectiva interpersonal y sobre las relaciones de pareja. No obstante, el relato se mantiene en un estilo ligero y fresco, más cercano a una comedia entretenida, que tampoco busca ir más allá. Por lo cual, funciona como una muestra de humor accesible, donde hay varios golpes de efectos que causan las carcajadas sobre el público. Asimismo, el personaje de Ama se formula desde una hilarante locura frenética, que se conjuga con la sencillez del resto de personajes que completan parte de la obra. De esta forma, cumple con su intención y el espectador es consciente de ello.

El problema que se presenta en la pieza teatral es que se echa en falta que Mesa vaya un paso todavía más allá con su comedia. Aunque se aprecia el camino que ha ido tomando en su carrera artística, esta obra pide una mayor intensidad e histrionismo en su relato principal. Al final, el contenido y el tratamiento de la trama se resumen en una comedia de enredos, que hace que el público sienta que ya ha podido ver dicha historia en algún otro momento. Por lo tanto, hay un potencial que, aderezado con mayor picardía, incorrección política y un humor más arriesgado, podría ser un torrente que arrasaría y culminaría la extravagancia que ya se está gestando en el sello de identidad del autor. A pesar de ello, con la versión actual, caldea el ambiente y deja un apacible paseo por una jocosa pieza teatral.

Teatros Luchana
Foto de Opción Teatral

La unión hace la fuerza

Uno de los puntos que eleva más la calidad de Desátame es el trabajo interpretativo del elenco de la obra. Para comenzar, Vinila Von Bismarck es un auténtico torrente, que se come el escenario en todo momento. La actriz hace que su personaje sea todavía mejor de lo que podría ser desde el papel, dándole una personalidad atractiva y cautivadora. Además, se une el buen uso que hace de la comedia, con un carácter totalmente arrollador. También hay que destacar el excelente trabajo de su expresividad facial, la cual es la causante de varios de los puntos más desternillantes de la pieza teatral. Su presencia no se limita a los momentos en los que llama la atención en escena, sino que sabe mantener su energía en todo momento a lo largo de todo el espectáculo.

Después, Lara Palma demuestra tener un talante particular, que lo adereza con un trabajo dramático muy bien ejecutado. Desde el principio, se adorna con una naturalidad y cercanía verosímiles, que se unen a una comodidad escénica que catapulta su actuación sobre el escenario. Asimismo, controla absolutamente los tiempos y sabe colocarse e interactuar a la perfección con cada una de sus compañeras. Lo mismo sucede con Zoraida Ballesteros, la cual comprende a la perfección cuál es el lenguaje que se trata en la obra. Lo transforma, lo hace suyo y cierra este trío de ases actoral, que es lo mejor de la obra, indudablemente. Por último, Pablo Serna queda opacado por la excelente labor de sus compañeras, lo que termina por pasarle factura y pierde la atención de los asistentes. En consecuencia, se queda a medio gas y no exprime más su personaje.

Teatros Luchana
Foto de Opción Teatral

Una orgía rocambolesca

La trayectoria de la compañía Opción Teatral ha mostrado la importancia que se le da a la puesta en escena en sus obras. Esta vez, Desátame se plantea desde una construcción salvaje y en la que se respira sexo en toda la composición estética de la obra. Por un lado, destaca el impacto que crean algunos elementos que pertenecen al imaginario del BDSM, siendo una elección dinámica y que da vida al propio escenario. Lo mismo sucede con los detalles que emulan a las habitaciones de este tipo, dándole un toque underground, pero sin perder realismo. La elección de los colores termina por colocar la guinda, ya que transmite esa lujuria y erotismo que se busca con la ambientación. Incluso, cabe decir que el contraste que se forma con el tono del guion, crea esa ambivalencia que gusta a los espectadores.

El ritmo se plantea desde una fluidez natural, en la que alguna escena se extiende ligeramente de forma excesiva, aunque no tarda en encauzarlas. Se podría dar mayor dinamismo, dado que, al desarrollarse en un único espacio, hay partes en las que parece que se mantiene demasiado estática. Por lo que, aunque pasan cosas sobre las tablas, no logra sorprender o deslumbrar al público. Aun así, el uso de los objetos sobre la escena deja salir ese humor más físico, con su utilización oportuna. Únicamente, en el atrezzo, hay algunos elementos que provocan una sensación de sobrecarga. Por otra parte, la presentación de Ama con las luces, la música y el movimiento es de las mejores escenas de la obra, siendo un ejemplo perfecto de las posibilidades que oferta la compañía. Moderno, transgresor y atrevido, algo que indica una estructura rompedora a nivel técnico.

Desátame
Foto de Opción Teatral

Conclusión

Desátame es una mascarada de relaciones personales, que cumple su función de entretener y hacer accesible el humor que se utiliza. Podría ir más allá, dado que Carlos Mesa expone el potencial que tiene con este tipo de género. Aun así, hay partes que funcionan sin problemas, despertando las carcajadas del público. Luego, el reparto femenino eleva la calidad del resultado final, ya que las tres actrices arrollan y no dudan en sacar su personalidad para triunfar sobre la escena. La propuesta escénica despierta erotismo, sensualidad y un aire gamberro, que inunda las tablas del teatro. Además, la dualidad entre la estética y el género de la obra es pertinente y eficaz. No obstante, podría sacar mucho más de la construcción estética de la misma. Una cita juguetona, en la que se disfruta por los puntos de picaresca en esta comedia de enredos.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí